Las mujeres nacidas después de 1980 tienen más probabilidades de desarrollar hipertensión en el embarazo

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Sara BLANC
HIF7SPPXEFBOHKVX2IXJZHQYMA

Las mujeres de la generación Z y las millennials tienen aproximadamente el doble de probabilidades de desarrollar presión arterial alta durante el embarazo que las mujeres de la generación del baby boom, de acuerdo a un estudio reciente. Esto incluye afecciones como la preeclampsia y la hipertensión gestacional.

Por lo general, se cree que las probabilidades de desarrollar presión arterial alta durante el embarazo aumentan con la edad de la madre, pero después de tener en cuenta la edad, los investigadores descubrieron que las mujeres nacidas desde 1980 en adelante tenían un mayor riesgo aún.

“Si bien hay muchas razones para los cambios generacionales observados, planteamos la hipótesis de que esto se debe, en gran parte, a la disminución generacional observada en la salud del corazón”, dijo la coautora del estudio, la doctora Sadiya Khan, profesora asistente de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern en Chicago.

“Estamos viendo que más personas en generaciones más recientes entran en el embarazo con factores de riesgo como la obesidad”, reconoció.

La presión arterial alta durante el embarazo
“La presión arterial alta durante el embarazo es una de las principales causas de muerte tanto para la madre como para el bebé”, señaló Khan en un comunicado de prensa de la escuela. “Se asocia con un mayor riesgo de insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular en la madre y un mayor riesgo de que el bebé nazca prematuramente, se restrinja el crecimiento o muera”.

Los investigadores extrajeron números de la base de datos de natalidad del Sistema Nacional de Estadísticas Vitales. El estudio, que incluyó datos de más de 38 millones de mujeres, se centró en los primeros embarazos que ocurrieron entre 1995 y 2019.

Estos números les permitieron hacer coincidir los trastornos relacionados con la presión arterial alta durante el embarazo con el año de nacimiento de las madres y la etnia.

Encontraron que las tasas más altas fueron entre las mujeres indoamericanas nativas de Alaska y negras.

“Este es el primer estudio multigeneracional que va más allá de la edad de la madre o el año calendario del parto para comprender los patrones de hipertensión en el embarazo”, dijo Khan.

“Esto es especialmente importante cuando observamos el legado de disparidades raciales y étnicas sustanciales en esta condición de alto riesgo que afecta no solo a la madre, sino también al bebé”, dijo. “Esto establece un círculo vicioso de deterioro de la salud generacional al comenzar la vida con una salud cardíaca más pobre”.

Un nuevo enfoque para la detección
Natalie Cameron, instructora de medicina en Northwestern, dijo que los hallazgos requieren un nuevo enfoque para la detección.

“El mensaje clínico y de salud pública de este trabajo es la necesidad de ampliar nuestra perspectiva sobre la detección y ampliar nuestro enfoque en la prevención en todos los grupos de edad antes y durante el embarazo, particularmente entre las personas más jóvenes que tradicionalmente no se han considerado en alto riesgo”, sugirió Cameron en el comunicado.

Khan estuvo de acuerdo. “La prevención y la identificación temprana pueden salvar vidas y mejorar la salud de las generaciones futuras a partir del nacimiento”, dijo.

Fuente: TN
 
 

Te puede interesar