Mitos sobre la masturbación que aún sigues creyendo y son mentira

SEXUALIDAD Por Sandra Palacios
mitos-masturbacion-kYaG--620x349@abc

Todo el hecho sexual humano y en especial el autoplacer femenino han sido campo de tópicos, falsas creencias y manipulaciones. Y todavía en gran medida sigue siendo así. Sin embargo, la masturbación es sumamente beneficiosa tanto para la salud mental como para la física y sus resultados tienen las mismas connotaciones positivas si se experimenta en pareja o en solitario. Y es que cuando se trata de fomentar el bienestar sexual, esta es una gran forma de potenciarlo.

Valérie Tasso, sexóloga, escritora y embajadora de LELO España, apunta que esto no implica que sea aconsejable que nos pasemos el día masturbándonos, pues se debe producir en el momento oportuno, en el que factores como el tiempo, la tranquilidad o la disposición del deseo ayuden a desarrollarla.

Una cualidad interesante de la masturbación –explican desde Satisfyer– es que no hay una manera correcta o incorrecta de realizarla, sino que forma parte de una experiencia completamente personal que implica multitud de beneficios.

Beneficios de la masturbación

Sus beneficios –comparte Tasso– repercuten tanto en aspectos fisiológicos, psíquicos y culturales.

«De los primeros es bien sabida la buena respuesta hormonal, por ejemplo, con el aumento de cortisol, que facilita el equilibrio frente a respuestas de ansiedad y estrés», expone la sexóloga. Además controla el nivel de azúcar en sangre y la presión arterial y mitiga el malestar gracias a la liberación de endorfinas que inducen al bienestar. Esto a su vez da lugar a efectos psíquicos como son una mayor relajación o sensación de satisfacción.

Por otra parte, Tasso manifiesta que la masturbación es excelente para el desarrollo de nuestra sexualidad, el conocimiento de nuestro propio cuerpo y su respuesta sexual, así como para factores relacionados con el deseo. «De lo anterior se derivan mayores competencias y gratificaciones en el erotismo, entendiendo este como el saber estar en relación con los demás y aprender más sobre nosotros mismos (autoconocimiento) y sobre nuestro cuerpo».
Con el aumento de esta práctica, o mejor dicho, desde que se habla de una forma más abierta y libre, han surgido diversos mitos que pueden confundir a muchas personas. Satisfyer y Tasso han compartido algunas de estas falsas creencias con ABC Bienestar, exponiendo un punto de vista mucho más realista.

Mito 1. Tiene efectos físicos negativos
La primera falsa creencia que comparte Tasso guarda relación con presuntos efectos físicos negativos: «Que si te vas a quedar ciego, te van a salir granos... Pero como hemos indicado antes, la masturbación es una actividad psíquica y física altamente recomendable y sin efectos secundarios negativos (en cualquier caso, menos de los que pueda tener comerse un bocadillo de jamón)», señala la experta.

Mito 2. La masturbación es una especie de sucedáneo del verdadero 'sexo'

Mucha gente piensa que la masturbación es una especie de sucedáneo del verdadero 'sexo', más bien propia de gente que está sola y no tiene con quien compartir la actividad sexual. «Otro error garrafal porque, como decía antes, la masturbación es una erótica, una forma concreta de hacer el amor, y, por tanto, es sexo en sí mismo. No sustituye, reemplaza o anula a ninguna otra erótica como puede ser el coito o el sexo oral para interactuar sexualmente con alguien. Todo lo contrario», explica Tasso, quien asegura que no es ningún sustituto o 'preliminar', sino que es «la 'fiesta' en sí misma».

Mito 3. Masturbarse mientras se está en una relación es malo

En general, la gente piensa que masturbarse no es necesario cuando se está en pareja, pues se concibe todavía como algo a realizar en solitario. Incluso, se asocia a algo prohibido o negativo.

Sin embargo, Tasso expresa que la masturbación es una erótica, una forma de amar y de poner en acto nuestra condición sexual y, por lo tanto, se puede realizar en soledad o en pareja. «Puedes cantar en la ducha, pero también en un karaoke y algunos hasta en la Filarmónica de Berlín». «La masturbación es precisamente una extraordinaria escuela para estar con el otro; es muy difícil si antes (y durante) no has experimentado contigo mismo», subraya.

Muy relacionado con la afirmación anterior –exponen desde Satisfyer– encontramos el mito que asegura que masturbarse puede hacer que el clítoris o el pene se insensibilicen y no permitan disfrutar tanto de los orgasmos con la pareja. «Al contrario, se ha demostrado que el uso de juguetes sexuales aumenta la sensibilización y mejora la función sexual, ayudando a disfrutar más de los orgasmos».

Mito 4. Es solo un acto divertido, no tiene beneficios demostrados para la salud

Existe un gran número de personas que desconocen los beneficios de la masturbación para la salud. Esta práctica se percibe como un momento para sentirse bien, pero va más allá de eso, pues desde Satisfyer señalan que aporta numerosos aspectos positivos para el cuerpo y la mente.

Entre ellos se incluye el aumento de la circulación de la sangre y la tonificación de los músculos del suelo pélvico. Esto puede contribuir a mejorar la incontinencia urinaria y la autoestima. «Asimismo, los hombres que eyaculan 21 o más veces al mes a lo largo de su vida, comparado con los que lo hacen entre 4 y 7 veces, tienen un 31% menos de riesgo de padecer cáncer de próstata», indica Satisfyer. Puede además ayudar a reforzar el sistema inmunitario, pues las personas que llegan al orgasmo tienen mayores niveles de leucocitos, los glóbulos blancos que ayudan a proteger el cuerpo de enfermedades.

Por último, los orgasmos se asocian a la longevidad. Cuando se alcanza un orgasmo –comparte Satisfyer– también se libera DHEA, una hormona natural antienvejecimiento que no solo ayuda con la apariencia de la piel y su rejuvenecimiento, sino que también aporta beneficios a la salud cerebral y al sistema inmune. «Se ha demostrado que experimentar orgasmos contribuye a vivir más tiempo, con una reducción del 50% de la mortalidad. Por todas estas razones, la masturbación es uno de los mejores recursos para aprovechar el potencial terapéutico natural del cuerpo».

Mito 5. Masturbarse por la noche puede desvelar e interrumpir el sueño
Cuando pretendes dormir, lo último que quieres es que algo te estimule, por eso existe el mito de que masturbarse antes de acostarse podría mantenerte despierto. «Pero no tiene ese resultado, sino que mejora la calidad del sueño», afirman desde Satisfyer.

Y es que al alcanzar el orgasmo se genera un impulso neuroquímico en el cuerpo. «Hablamos principalmente de la producción de oxitocina, la 'hormona del amor', que proporciona esa sensación de bienestar y ayuda a inducir la relajación», indica Satisfyer. Además, se combina con la serotonina, la prolactina y la norepinefrina, que se liberan para ayudar a entrar en un estado REM más profundo durante la noche.

«Como dato curioso, la mayoría de las personas prefieren las primeras horas de la mañana o el momento antes de acostarse para masturbarse, ya sea en el dormitorio o en el baño. Muchas de ellas eligen masturbarse bajo la ducha para dar un plus a la experiencia y hacen uso de juguetes sexuales resistentes al agua», comparte Satisfyer.

Fuente: abc

Te puede interesar