Asocian la presencia de bacterias en la orina con casos agresivos de cáncer de próstata

SALUD Por Rosario Calvo
YY2OBRHT5NCAVCH2MMU3B7XUDA

Un estudio científico, realizado por expertos de la Universidad de East Anglia, Gran Bretaña, y publicado en la revista European Urology Oncology, demostró que existe un vínculo entre el cáncer de próstata agresivo y algunas bacterias en la orina.

Los investigadores analizaron a más de 600 pacientes con y sin cáncer de próstata para evaluar la utilidad de la prueba bacteriana en la orina. Fue así como identificaron cinco tipos de bacterias que eran comunes en muestras de orina y tejido de hombres cuyos casos de cáncer se volvieron agresivos. De acuerdo con los expertos, de comprobarse lo anterior, los antibióticos podrían evitar en esos casos el avance de la enfermedad.

La mayoría de las bacterias encontradas en la orina de los pacientes era del tipo que puede crecer sin oxígeno, mientras que otras nunca había sido halladas hasta el momento: Pophyromonas bobii, identificada por The Bob Champion Cancer Trust; y Varibaculum prostatecancerukia, detectada por Prostate Cancer UK.

Rachel Hurst, miembro del equipo de investigación, dijo en la BBC que aún desconocen cómo las personas contraen estas bacterias, si están causando el cáncer o si es una respuesta inmunodeficiente que permite su crecimiento.

“Esperamos que nuestros hallazgos y el trabajo futuro puedan conducir a nuevas opciones de tratamiento, que podrían retrasar o prevenir el desarrollo de un cáncer de próstata agresivo. Nuestro trabajo también podría sentar las bases para nuevas pruebas que usan bacterias para predecir el tratamiento más efectivo para el cáncer de próstata de cada hombre afectado”, explicó.

Por su parte, Colin Cooper, que codirigió la investigación, le dijo a la BBC que era posible que algunas de esas bacterias produjeran hormonas que impulsan el desarrollo de tumores agresivos.

Sam Godfrey, de Cancer Research UK, agregó: “Casi cuatro de cada diez casos de cáncer en el Reino Unido están relacionados con factores de riesgo conocidos, como el tabaquismo y la obesidad. Pero hay otros factores que causan cáncer, como las bacterias que estamos comenzando a identificar”.

Y sostuvo: “Se necesitan más estudios para establecer cómo estas bacterias están involucradas en el crecimiento del cáncer de próstata, pero esta investigación podría ayudar a generar nuevas herramientas de detección y prevención que ayudarían a reducir el impacto de estos casos de cáncer en la sociedad”.

Por otra parte, el urólogo Martín Lerner (M.N. 99.513) explicó que se vincula la infección crónica urinaria por bacterias más con el cáncer de vejiga que con el de próstata. “La presencia de bacterias de manera crónica en la próstata se llama prostatitis crónica y no tiene tanta relación con el cáncer de próstata. Sin embargo, las cistitis crónicas (con piedras, obstrucciones no tratadas, el tabaquismo, etcétera) pueden desencadenar cuadros infecciosos serios en la vejiga”.

El cáncer de próstata en cifras
En la Argentina, según las estimaciones del Observatorio Global de Cáncer de la Organización Mundial de la Salud, el cáncer de próstata tiene una ocurrencia de más de 11.000 casos anuales, que representan el 20% de todos los tumores malignos en varones y el 9% de la totalidad de casos de cáncer del país. Si bien las causas de esta enfermedad son desconocidas y puede haber una disposición hereditaria, el riesgo de contraerla aumenta con la edad.

De acuerdo con un relevamiento difundido por la Fundación Atención Comunitaria Integral (Aciapo), “sólo tres de cada 10 argentinos mayores de 50 años se hace el chequeo anual para prevenirlo y el 75% de los que nunca se lo realizaron tampoco están considerando hacerlo”.

La importancia de la detección temprana del cáncer de próstata
Como en todos los casos, la detección a tiempo permite un mejor abordaje del tratamiento. “Es recomendable que todos los hombres se realicen los controles urológicos correspondientes a partir de los 50 años, teniendo en cuenta que en sus etapas iniciales el cáncer de próstata no suele presentar sintomatología.

No obstante, a medida que avanza, algunos síntomas pueden ponernos en alerta, como por ejemplo: el aumento en la frecuencia de la necesidad de orinar y urgencia ante la misma, el flujo urinario débil, el sangrado en la orina y el dolor pélvico o lumbar”, sostuvieron los especialistas.

Gracias a las innovaciones tecnológicas resulta posible la detección precoz de la enfermedad, pero “es fundamental que los pacientes realicen las consultas médicas correspondientes. También, es importante que las empresas se involucren en campañas globales de concientización que buscan generar conciencia sobre el cáncer de próstata y en la que se incentiva la realización de los controles médicos”, concluyeron.

Fuente: TN

Te puede interesar