Alimentos que mejoran la digestión y los que la empeoran

Te ayudan a conseguir un vientre más plano
vientre-plano_0

Muchas veces nos esforzamos en hacer dietas restrictivas para lograr un vientre plano y nos matamos en el gimnasio para marcar abdominales. Y, sin embargo, en ocasiones evitar el vientre hinchado puede ser, simplemente, una cuestión de mejorar la digestión, introducir alimentos que mejoren la salud intestinal, y evitar los gases, que pueden hacernos aumentar el volumen de la barriga. 

Aproximadamente la mitad de la población española sufre algún tipo de problema en la función gastrointestinal, según un reciente artículo publicado en la revista científica Gastroenterology. Los expertos advierten de la importancia de abordar correctamente este tipo de problemas que afectan en gran medida al día a día de las personas que lo sufren y, además, pueden derivar en patologías más complejas.

Los alimentos fermentados 
El prof. Humberto Martin Brieva, del departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), explica, en este sentido, el papel que juegan los alimentos y bebidas fermentadas en nuestra salud gastrointestinal y, en particular, en nuestra microbiota, fundamental para un correcto bienestar.

“La ingesta de alimentos fermentados se ha relacionado con la prevención de enfermedades cardiovasculares o metabólicas, como la diabetes, así como con la mejora del estado inmunitario o cognitivo y, por supuesto, nuestro proceso de digestión. Los estudios científicos van aportando un mayor conocimiento a los mecanismos fisiológicos que subyacen a estos beneficios. Algunas revisiones de la literatura científica ya recogen numerosas evidencias en este sentido. Un ejemplo de ello es 'Health benefits of fermented foods: microbiota and beyond', destaca el experto.

Dieta sana 
No solo los alimentos fermentados son necesarios para mejorar la salud intestinal. También los probióticos (como el yogur) o los prebióticos (como los alimentos vegetales). También es importante evitar aquellos que dificultan la digestión, como los más grasos, los alimentos muy procesados o los picantes, así como sustancias tóxicas, como el alcohol. 

Por supuesto, si la distensión abdominal persiste hay que acudir a un especialista en medicina digestiva para que establezca qué pruebas se deben realizar para descartar cualquier intolerancia o patología orgánica y que establezca, junto a un nutricionista, una pauta de alimentación correcta. 

Yogur 
Es el alimento más conocido para mejorar la digestión y evitar el vientre hinchado. El yogur es un alimento probiótico, esto quiere decir que cuentan con unos 'bichitos' que cuidan de nuestra flora intestinal. Esta es indispensable para que nuestro intestino absorba correctamente los nutrientes. 

Fruta
La fruta es rica en fibra, que mejora la digestión, y además, la mayoría de las frutas son ricas en vitaminas y minerales que contribuyen a digerir mejor los alimentos. Es el caso de la vitamina C y el potasio. Las manzanas son un buen ejemplo de ello. 

Cereales integrales 
Tanto las semillas como los granos o cereales enteros son buenos para tu salud intestinal. Es gracias a su fibra, que que ayuda a la digestión. Además, como se trata de hidratos de carbono complejos que el cuerpo descompone lentamente, la sensación de saciedad es mayor, menor el hambre entre horas y también regulan la glucosa en sangre. 

Kefir 
Es uno de los alimentos fermentados más conocidos y popular, además, por contribuir a tener un sistema inmune más fortalecido. Aunque la salud de las defensas no solo viene determinada por la alimentación, sí que es beneficioso introducir alimentos fermentados en nuestra dieta. siempre que no tengamos una intolerancia alimentaria, mejorará la digestión, evitará el vientre hinchado y esa incómoda sensación que se produce cuando tenemos gases. 

Comida grasa y ultraprocesada 
Son alimentos que debes evitar o reducir al máximo si quieres mejorar la digestión. Un abuso de grasas, en especial, de saturadas y trans dificultan el vaciado del estómago y el tránsito intestinal. Además de propiciar algunos tipos de enfermedades si la dieta global se basa en ellas. Ocurre lo mismo con los azúcares y el exceso de sal. Los ultraprocesados suelen contener gran cantidad de grasas, sodio y azúcar. 

Alimentos picantes 
Son ricos en una sustancia, la capsaicina, que puede irritar el estómago y el intestino. Esta irritación puede favorecer un efecto laxante que, a su vez, repercutiría en la salud intestinal. No pasa nada por tomar alguna vez comida picante, pero que no se convierta en un hábito. 

Alcohol 
Al igual que la comida picante, el alcohol puede irritar el estómago además de provocar inflamación intestinal. Esta inflamación, a corto plazo, dificulta la digestión, hacen que el intestino sea más permeable, favorece el crecimiento bacteriano excesivo, la disbiosis y alteraciones en el sistema inmunológico de la mucosa. Todo ello, a la larga, puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades graves como el cáncer. 

Te puede interesar