Las enfermedades sexuales más comunes entre las millennials

SEXUALIDAD 20 de noviembre de 2019 Por
Herpes, sífilis y gonorrea lideran el ranking en las mujeres menores de 35 años. Más de la mitad no van al ginecólogo anualmente.
sida

Las enfermedades de transmisión sexual más habituales entre las mujeres omprendidas en el rango de edad situado entre los 18 y los 35 años son el herpes genital, la sífilis y la gonorrea, según arrojan datos de la plataforma online Doctoralia. También crece la incidencia de VIH/SIDA en esa edad.

El informe también arroja que un 54 por ciento de las mujeres situadas en este rango de edad no acuden al ginecólogo anualmente. Es más: un 30 por ciento del total de mujeres no visita anualmente al ginecólogo.

Las principales razones por las que las mujeres de 18 a 35 años no van al ginecólogo es por el precio de la consulta y la vergüenza. En concreto, en esta franja de edad, un 47 por ciento de las mujeres admite que alguna vez ha sentido vergüenza a la hora de resolver una duda sobre salud íntima y sexual con su especialista. De éstas, el 45 por ciento ha reconocido que que problema o la enfermedad por el cual quería preguntar se agravó por la timidez.

Además de la salud íntima, tampoco se acude al especialista como debiera para hablar sobre la búsqueda de un embarazo o el deseo de evitarlo. En el
primer caso, para realizarse una revisión preconcepcional antes de empezar a intentarlo. En el segundo, para que el especialista recomiende el médoto más adecuado a la mujer.

Cambian el ginecólogo por las nuevas tecnologías
Según los datos del informe, las nuevas tecnologías constituyen uno de los principales recursos al alcance de las mujeres entre 18 a 35 años para consultar sobre temas de salud y sexualidad. Según Doctoralia, un 49 por ciento de ellas ha consultado sus dudas en internet y un 61 por ciento utiliza aplicaciones para controlar aspectos de su salud íntima.

En referencia a los temas más buscados ‘on line’, a la cabeza del ranking se encuentran los métodos anticonceptivos, con un 62 por ciento; la menstruación, con un 57 por ciento; las enfermedades de transmisión sexual o ETS, con un 56, y el embarazo y la lactancia, con un 55 por ciento.

Te puede interesar