Últimas publicaciones

Los cinco mitos más comunes sobre el uso del preservativo

SEXUALIDAD Camila MARTINEZ
XNNWEVQOM5BQNOOYJZKAXOLZQY

Cada 13 de febrero se conmemora el Día Mundial del Preservativo, como parte de una acción de la AIDS Healthcare Foundation (AHF) para concientizar sobre la importancia del uso de su uso como método de barrera frente a las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). Esto se vuelve aún más trascendente en la etapa de los primeros encuentros sexuales: la adolescencia.

Un reporte elaborado por el ministerio de Salud de Nación, FUSA y UNICEF advierte que “los grupos etarios más jóvenes (entre 15 y 24 años) presentan los valores más altos y los mayores crecimientos tanto en notificación como en positividad para ITS, excepto en el caso del VIH, donde las edades son más elevadas”. Por otra parte, según una encuesta realizada por AHF Argentina en 2021, ”el 5% de los adolescentes y el 13% de los jóvenes afirmaron usar siempre el preservativo”.

Qué saben los adolescentes sobre los métodos de barrera
Según sostienen desde el Hospital de Clínicas de la UBA, la mayoría de los adolescentes solo tiene conocimiento de las enfermedades más popularizadas como VIH, hepatitis o sífilis, pero no pueden identificar realmente el impacto de ellas en su salud o la existencia de otras enfermedades. Por eso remarcan la importancia de la Educación Sexual Integral y la consulta médica en los inicios de la pubertad.

La doctora María Sol Barrientos (M.N. 160.680), ginecóloga integrante del programa de Adolescencias del Hospital de Clínicas de la UBA, afirma: “Nos toca actualmente el trabajo de “luchar” contra las falsas creencias que surgen en las redes sociales, hay mucha desinformación sobre métodos anticonceptivos en general y a veces las/os adolescentes confían en fuentes que no tienen información médica”.

La especialista explica que, entre los mitos principales sobre el uso del preservativo, se encuentran los siguientes:

Que no es necesario en parejas estables.
Que solo se debe colocar en el momento de la eyaculación.
Que disminuye la sensibilidad y el placer.
Que solo debe ser usado para el sexo pene-vagina.
Que es más seguro usar dos juntos al mismo tiempo.

Cómo usar correctamente el preservativo
Desde el ministerio de Salud, explican que el preservativo peneano es el único método que a la vez evita el embarazo y protege del VIH/Sida y de otras ITS. Para asegurar su efectividad, recomienda:

Verificar la fecha de vencimiento y controlar el envoltorio.
No exponerlo al sol o al calor porque puede dañarse el látex. Tampoco hay que llevarlo en la billetera debido a que la fricción puede dañar el látex.
Usar desde el comienzo de la relación sexual. No usar nunca dos juntos porque la fricción los puede romper.
Abrir el sobre con cuidado para que no se rompa el preservativo. No utilizar elementos cortantes ni abrir con los dientes.
Apretar la punta del preservativo para sacar el aire antes de apoyarlo en el pene erecto porque, si la punta queda inflada, se puede romper durante la relación.
Desenrollarlo hasta la base del pene, cuidando que no quede inflada la punta.
No usar vaselina, aceite o crema de manos porque pueden dañar el preservativo. Usar lubricantes “al agua” que se venden en las farmacias y están disponibles en los hospitales y centros de salud del país y son recomendables sobre todo para sexo anal.
Luego de la eyaculación, retirar el preservativo con el pene todavía erecto. Tener cuidado de que no se derrame el semen.
Siempre se usa un nuevo preservativo para cada práctica: vaginal, anal y oral.
Después de usar, tirar a la basura, no al inodoro.
En el caso de usar vibradores, dildos u otros objetos y compartirlos con otra persona, ponerle un preservativo en cada penetración.

Los preservativos son gratuitos de acuerdo a la ley nacional 25.673. Están disponibles en centros de salud y hospitales, a la vez que se entregan gratis a través de obras sociales y prepagas.

Sobre el preservativo vaginal y el campo de látex
Desde la cartera de salud sostienen que, respecto del preservativo vaginal (PV), es un método efectivo para reducir la transmisión del VIH y otras ITS como la sífilis o gonorrea y también reduce la posibilidad de embarazos no intencionales. Es un método de barrera que se utiliza en prácticas sexuales con penetración pene-vagina. También con juguetes sexuales como vibradores o dildos. Sobre su uso, sugiere:

Para insertar el preservativo vaginal, encontrar una posición que resulte cómoda: de pie, en cuclillas o de forma sentada o acostada.
Agarrar el anillo interior entre el pulgar y el índice. Luego, apretarlo por los lados hasta que se junten y formen una punta.
Buscar los labios externos de la vulva y separarlos. Usar la punta formada por la unión de los lados del anillo interior para empujar el PV dentro de la vagina.
Deslizar el dedo índice o el dedo medio dentro del preservativo y empujar el anillo interior, que ya está dentro de la vagina, hasta donde sea posible.
Asegurarse de que el preservativo vaginal se ajuste perfectamente a la pared de la vagina sin retorcerse.
El anillo exterior permanecerá fuera del cuerpo y cubrirá parcialmente la vulva, brindando protección adicional. Sujetar el anillo exterior mientras se produce la penetración inicial, luego se puede soltar.

En lo que se refiere al campo de látex, este sirve para prevenir ITS en el sexo oral practicado en la vagina o en el ano y también en la frotación vulva con vulva. En relación con su empleo, desde el ministerio recomiendan:

Abrir el envoltorio y desenrollar el preservativo.
Sacar el borde inferior con los pulgares.
Cortarlo por lo largo.
Abrirlo y extenderlo sobre la vagina o el ano para formar el campo de látex.

“El cuidado tiene que surgir de todas las personas que formen parte de la relación sexual, sin importar su sexo ni género. Es una muestra de responsabilidad y autoprotección”, dice Barrientos. Para sacar turno en el área de Adolescencia del Hospital de Clínicas, acercarse de lunes a viernes 8.30 a 13h, por Av. Córdoba 2351, Planta Baja, sector D.

Fuente: TN

   

Te puede interesar
Lo más visto