Las proteínas no solo están en la carne

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Julia VOSCO
Las legumbres y vegetales más ricos en proteínas
garbanzos-1-516x315

¿Te has planteado reducir el consumo de proteínas de origen animal? Una de las grandes dudas de las personas que quieren ser vegetarianas es si va a conseguir llevar una dieta saludable y si se alcanzarán las cantidades recomendadas de proteínas diarias. (Lo mismo pasa con las vitaminas y minerales de los que prometo hablar en otro post).

Antes que nada me gustaría dejar claro que llevar una dieta vegetariana, siempre que esté bien planteada y estructurada será tan saludable (o más) como una dieta omnívora. Aunque a veces ocurre que la transición de una dieta omnívora a una vegetariana se haga de manera inadecuada y sin los conocimientos necesarios.

Cubrir los requerimientos de proteínas es importante ya que estas tienen funciones importantes en nuestro organismo:

Estructural: son como los ladrillos que componen y regeneran nuestros tejidos en caso de enfermedad 
Enzimática
Inmunológica
Metabólica
Endocrina
Protectora

Las proteínas a su vez están formadas por aminoácidos, los cuales podemos diferenciar entre:

Aminoácidos no esenciales, aquellos que nuestro cuerpo puede producir: tirosina, alanina, prolina, asparagina, ácido aspártico, cisteína, glicina, ácido glutámico, hidroxilisina, hidroxiprolina, glutamina y serina.
Aminoácidos esenciales, aquellos que debemos ingerir a través de la alimentación: leucina, lisina, triptófano,metionina, treomina, valina,, isoleucina y fenilalanina.
Mucho se ha hablado acerca de que las proteínas de origen vegetal no son completas, pero lo cierto es que también existen alimentos vegetales que los contienen:

Garbanzos
Soja
Algunas alubias
Trigo sarraceno
Quinoa
Amaranto 
Semillas de cáñamo
Pistachos 
Además siempre que se lleve una alimentación saludable y variada, aunque consumas en la hora de la comida un plato de lentejas (que no contiene todos los aminoácidos esenciales) podrás cubrir los que faltan a través del resto de alimentos, por ejemplo cenando una ensalada de arroz integral. 

Nuestro hígado almacenará e irá ofreciendo a nuestro organismo los aminoácidos esenciales a medida que se necesiten. Por lo que recuerda llevar una alimentación lo más variada posible añadiendo legumbres, cereales integrales, semillas, frutos secos y con ellos conseguirás cubrir todas las necesidades proteicas.

Si has pensado en pasarte a una alimentación vegetariana, consulta con un dietista nutricionista para que paute tus requerimientos de proteínas y del resto de nutrientes.

En el caso de que quieras seguir optando por una alimentación omnívora deja más espacio a las legumbres en tu alimentación ya que te ayudarán a:

Reducir los niveles de colesterol
Regulan el peso corporal
Reducir la incidencia de diabetes
Disminuir el cáncer de colon
Regulan la presión arterial

Te puede interesar