Cómo preparar granola casera para un desayuno nutritivo y sin azúcar

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Carola LEVI
Si te gustan los desayunos dulces, la granola seguramente sea de tus favoritos y hacerla en casa es más sencillo de lo que te puedes imaginar.
dan-counsell-efJu9SKIjLA-unsplash

La ventaja de prepararla tú, va a ser que puedes controlar la procedencia y la cantidad de azúcares que vas a utilizar y por supuesto que nadie mejor que tu va a conocer la mezcla de ingredientes que más te gustan.

Pero antes de entrar en materia, para aquellos que pueden no conocerla te cuento lo que es.

La granola es una mezcla de cereales, frutos secos, frutas deshidratadas y semillas que se hornean, de manera que quedan super crujientes. Las puedes añadir a la leche o a una bebida vegetal, a un yogur o kéfir, fruta o incluso hacer con ellas galletas o barritas energéticas con ella. No solo se utiliza en el desayuno, ya que si eres [email protected] te puede encantar tomarla como snack en una merienda o almuerzo.

Ingredientes que se suelen utilizar:

Cereales: los copos de avena son un imprescindible. También puedes añadir otros cereales como la quinoa inflada. Van a aportar hidratos de carbono de calidad, puesto que contienen gran cantidad de fibra que va a ser beneficiosa para tu salud.
Frutos secos: puedes añadir los que más te gusten: nueces, avellanas, almendras, anacardos, pistachos,.. procura que sean naturales (y sin sal) ya que los vamos a hornear. Los frutos secos contienen grasas saludables, omega-3, que son cardiosaludables y con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.
Frutas desecadas: pasas, orejones, dátiles, ciruelas, los que más te gusten. Le aportan azúcares naturales, por lo que si la hacemos en casa, podremos controlar la cantidad de azúcares simples que añadimos, teniendo la posibilidad de no añadir más a la mezcla y que de esta manera sea más saludable
Azúcares: puedes añadir miel o un sirope de agave (por ejemplo) pero hoy te voy a enseñar a hacer una sin necesidad de añadir más y que aun así quede crujiente, dulce y deliciosa.
Hacer granola en casa. 

Ingredientes

100 g de copos de avena
50 g de quinoa inflada
5 Dátiles
Nueces (2 cucharadas)
Almendras crudas (2 cucharadas)
Avellanas crudas (2 cucharadas)
Las semillas que más te gusten  (2 cucharadas)
Yema de huevo
1 manzana
Canela
Agua

Preparación

En primer lugar vamos a precalentar el horno a 180ºC. y cubrir la bandeja de horno con papel vegetal. A continuación, preparamos una compota de manzana que nos va a ayudar a que la mezcla caramelice en el horno y de esta manera no necesitaremos añadir azúcares. Para ello pelamos y cortamos la manzana a trocitos y la añadimos en un cazo con un poquito de canela y dos cucharaditas de agua. Dejamos que se cocine a fuego lento y cuando esté hecha la trituramos con una batidora hasta que quede una mezcla homogénea.

Después, trituramos los frutos secos junto con los dátiles (como son más grandes yo los trituro pero si añadimos pasas puedes dejarlas tal cual) y reservamos. En un bol, mezclaremos los copos de avena con la quinoa inflada, añadiremos los frutos secos triturados y las semillas, una yema de huevo y la compota. Estas ultimas van a hacer que nuestra granola se pegue y caramelice cuando la horneemos.

 Una vez tenemos la mezcla hecha, preparamos una bandeja de horno con papel de hornear y llevamos a 170º C durante unos 20 minutos (siempre dependerá de tu horno, procura estar pendiente para que no se te queme). Eso sí, debes tener la precaución de ir moviendo la granola para que no solo se dore por una parte. Una vez esté bien cocida, sácala del horno y deja que se enfríe bien para posteriormente guardarla en un envase adecuado. Yo te recomiendo que utilices uno de cristal, ya que de esta manera conservará mejor sus propiedades.

Como verás es superfácil de hacer y si haces una buena cantidad puedes tener para dos semanas. Espero que pruebes a hacerla y me cuentes que tal te ha salido.

Te puede interesar