La verdad sobre las dietas antienvejecimiento y los alimentos que ayudan a mantenerse joven

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Carola LEVI
Esta es la verdad sobre las dietas antiaging o antienvejecimiento
alimentos-anti-envejecimiento-naranja

Ojalá pudiéramos mantenernos sanos y jóvenes por muchos años ¿verdad?… No, no te voy a contar el secreto de la eterna juventud pero sí que voy a abrirte los ojos y a intentar darte un motivo más para llevar una alimentación saludable. Porque los alimentos, nuestros hábitos y nuestro estilo de vida tienen mucho que ver en cómo envejecemos y en la calidad de vida que vamos a tener. Y con esto de que estamos en enero, es posible que con lo que te voy a contar a continuación pueda convencerte de la importancia de mejorar tu alimentación.

Si buscas en el navegador Google las palabras “dietas antiaging” o “dietas antienvejecimiento” te van a salir multitud de entradas de dietas basadas en productos que prometen mejorar tu piel y tu salud en tan solo tres o cinco días. Pero siento decirte que nada más lejos de la realidad. En tan poco tiempo y sin establecer ningún tipo de hábito no vas a conseguir nada.

Lo que sí podemos entender por una “dieta antiaging” es aquella en la que se priorizan alimentos que nos ayudan a frenar el estrés oxidativo y con ello la aparición de diversas enfermedades como son el cáncer, la diabetes, enfermedades metabólicas y un largo etc… Todo ello, siempre unido a unos hábitos de vida saludables.

Los alimentos que tienen la capacidad de frenar el estrés oxidativo son aquellos que son ricos en sustancias antioxidantes y no creas que son alimentos exóticos ni difíciles de encontrar, se encuentran en nuestros mercados y seguramente ya consumes muchos de ellos. Hoy vamos a hacer un repaso de aquellos que debes tener en tu despensa para vivir más saludablemente.

Los alimentos ricos en vitamina C

Las naranjas, el kiwi, las fresas y los pimientos contienen cantidades interesantes de vitamina C que debes tener en cuenta a la hora de añadirlos a tu alimentación.

Procura consumir la fruta entera para obtener de ella toda la fibra, que es tan beneficiosa también para nuestra salud. Si en alguna ocasión te apetece un zumo de frutas, procura acompañarlo de un alimento rico en fibra (frutos secos, tostadas de pan integral o alguna otra fruta entera) para modular la respuesta de azúcar en sangre.

Pescados azules

Son aquellos pescados que tienen un mayor índice de grasa, pero no pienses que por eso son peores. Los pescados azules contienen ácidos grasos omega 3, que nos ayuda a mejorar nuestra salud cardiovascular, el índice de grasa visceral y regulan nuestro peso corporal. Además también ejercen una acción antiinflamatoria.

Como hemos hablado en otras ocasiones también contiene vitamina D, que es fundamental para mantener nuestro sistema inmunitario fortalecido, así como en la absorción del calcio.

También contiene selenio, que forma parte de la glutatión peroxidasa, que en una enzima antioxidante.

Recuerda que siempre será mejor consumir pescados azules más pequeños (sardinas, boquerones, arenques,caballas), que son los que bioacumulan menos metales pesados y por tanto son menos tóxicos.

Recordarte que el salmón es una excelente fuente, pero procura reducir el salmón ahumado, su contenido en hidrocarburos aromáticos policíclicos puede producir el efecto contrario al deseado.

Frutos secos

Son fuente de vitamina E y selenio, además de como ya conoces, los ácidos grasos omega 3.

Cualquiera de ellos que consumas será genial, pero sin duda, el campeón de los frutos secos son las nueces.

Recuerda que el consumo de 30 gramos al día, no solo no te hará ganar de peso, sino que mejorará tu salud cardiovascular.

Las coles

El brócoli, la coliflor, las coles de bruselas, tienen una gran capacidad antioxidante debido a su contenido en compuestos azufrados, isotiocianatos y vitamina C. Incluirlas en tu dieta va a contribuir a mejorar tu salud. 

Procura hacer cocciones reducidas o bien anímate a probarlas en crudo, por ejemplo en forma de “colirroz”. De esta manera preservamos las vitaminas, ya que con el calor se desnaturalizan y pierden su eficacia.

Así que, espero haberte dado un motivo más para comenzar el año de manera saludable y que intentes añadir estos sencillos alimentos a tu comidas diarias.

Si te ha gustado este artículo, he de decirte que hay unos cuantos más alimentos clave que ya estoy deseosa de contarte. Todos ellos fáciles de encontrar y añadir a tu alimentación.

Recordarte siempre que si te interesa seguir una alimentación antiaging, pregunta siempre y ponte en manos de un profesional, vamos, de un dietista nutricionista, que te guiará y pautará la mejor estrategia a seguir para alcanzar tu objetivo.

Te puede interesar