Últimas publicaciones

Qué es la limpieza de hígado y por qué los médicos advierten sobre los daños que puede causar

ALIMENTACIÓN Y SALUD Carola LEVI
UGXVYPCPDBCFTHPKUTK2MC7KDY

En redes sociales, circulan mensajes sobre “desintoxicación o “limpiezas”- para eliminar toxinas del organismo como un camino para perder peso o mejorar la salud. Sin embargo, desde diversas entidades médicas han advertido que no son necesarias y que incluso pueden tener riesgos para algunas personas.

La Academia de Nutrición y Dietética de los Estados Unidos, la mayor organización mundial de profesionales de la nutrición y la dietética, no recomienda esas depuraciones. Porque el cuerpo ya tiene su propio proceso altamente eficaz para deshacerse de las toxinas, principalmente a través del hígado, los riñones y el sistema digestivo.

 El hígado es el principal sistema de filtración del cuerpo humano, ya que convierte las toxinas en productos de desecho y limpia la sangre. También metaboliza los nutrientes y los medicamentos para proporcionar al organismo algunas de sus proteínas más importantes.

Como parte fundamental de la regulación general del organismo, es fundamental mantener el hígado sano y limitar los excesos.

La doctora Tinsay Woreta, hepatóloga de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins de los Estados Unidos, consideró que es un mito que las limpiezas del hígado sean importantes para el mantenimiento diario de la salud. Ni tampoco son útiles después de haberse excedido por la ingesta de comidas.

En redes sociales se ofrecen cientos de productos para “desintoxicar” el hígado. “Desgraciadamente, estos productos no están regulados por la FDA, por lo que no son uniformes ni se han probado adecuadamente en ensayos clínicos”, explicó Woreta en un artículo publicado por la Universidad Johns Hopkins.

Aunque algunos ingredientes habituales en las limpiezas hepáticas han demostrado tener resultados positivos, no existen datos sólidos de ensayos clínicos en humanos que recomienden el uso rutinario de estos compuestos naturales para la prevención.

Si una personas consume alcohol o alimentos en grandes cantidades, “no se ha demostrado que las depuraciones eliminen los daños causados al organismo por el consumo excesivo”, enfatizó.

También Woreta aclaró que las limpiezas hepáticas no son una forma segura y saludable de perder peso. Muchos productos de desintoxicación se venden como “limpiezas” para perder peso. Sin embargo, no existen datos clínicos que respalden la eficacia de estas depuraciones.

De hecho, algunos suplementos dietéticos pueden dañar el hígado al provocar lesiones inducidas por fármacos, por lo que deben utilizarse con precaución.

También algunas personas creen que no es posible protegerse contra las enfermedades hepáticas. “Contrariamente a este mito, hay muchas medidas preventivas que se pueden tomar para protegerse de las enfermedades hepáticas”, comentó Woreta:

No se recomienda beber alcohol en exceso.
Se debería evitar el aumento de peso, con el consumo de comidas saludables y actividad física regular.
Se debe tener cuidado con los comportamientos de riesgo: para evitar el riesgo de contraer hepatitis viral, se debe evitar el consumo de drogas ilícitas o mantener relaciones sexuales sin protección con múltiples parejas.

Otro mito es creer que las limpiezas pueden corregir el daño hepático existente. “No se ha demostrado que las limpiezas hepáticas traten el daño hepático existente, pero hay muchas otras formas de tratamiento disponibles para los afectados”, dijo Woreta.

Para diferentes enfermedades del hígado, hay vacunas o tratamientos con evidencia sólida de eficacia. En el caso de la hepatitis A y B, hay vacuna. También existen medicamentos orales muy eficaces para los pacientes con infección crónica por hepatitis B.

Si una persona tiene enfermedad hepática alcohólica, debe suspender el consumo de alcohol para que el hígado tenga las máximas posibilidades de recuperación. El hígado tiene una capacidad asombrosa para regenerarse y curarse una vez que se ha detenido la lesión activa.

Actualmente existen medicamentos orales muy eficaces y bien tolerados para tratar la hepatitis C. Para el tratamiento para la enfermedad del hígado graso no alcohólico se debe bajar el sobrepeso, que se ha demostrado que disminuye la cantidad de grasa en el hígado y la inflamación causada por la grasa, consideró. En todos los casos se recomienda la consulta médica.

“Las dietas desintoxicantes no tienen aval científico. Ninguna sociedad médica las recomienda y no hay trabajos que den un valor concreto a su cumplimiento”, dijo a Infobae el médico Edgardo Smecuol, especialista del Hospital de Gastroenterología Bonorino Udaondo de Buenos Aires y ex presidente de la Sociedad Argentina de Gastroenterología.

Algunas personas creen que la dieta debe ir combinada con suplementos. “Son modas que ofrecen una panacea, pero pueden tener efectos adversos, como menor masa muscular, déficit de vitaminas y aumentar el riesgo de desarrollar trastornos alimentarios. La desintoxicación no es beneficiosa ni necesaria porque el hígado tiene capacidad en sí mismo de desintoxicarse”, afirmó Smecuol.

“Puede ocurrir que en algunos momentos algunas personas por determinados problemas de salud tengan que suprimir el consumo de algunas comidas por indicación médica. Pero está claro que las “desintoxicaciones” no tienen beneficios para las personas”, afirmó el médico Horacio Rubio, ex presidente de la Sociedad Panamericana de Endoscopía Digestiva, al ser consultado por Infobae.

Fuente: Infobae

Te puede interesar
Lo más visto