Por qué muchas intoxicaciones alimentarias se producen en casa

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Gina NAVARRO
amy-shamblen-unsplash-1024x1024

Actualmente tenemos la suerte de poder permitirnos no preocuparnos excesivamente por la seguridad de los alimentos que compramos. Y es que gracias a la ciencia e investigación, todos los alimentos que tenemos al alcance han sido sometidos a muchos procesos de supervisión.

Las empresas tienen continuas inspecciones en todos los puntos de la cadena de distribución. La seguridad alimentaria empieza en el campo o con la producción de los alimentos y termina en el momento que lo consumimos. Sin embargo, seguro que sin hacer mucha memoria, a todos nos viene a la cabeza algún caso reciente de alerta alimentaria.

Aun con todos los avances y todas las normativas establecidas, se estima que al año hay 600 millones de enfermedades transmitidas por los alimentos y 420.000 muertes.  La mayoría, suelen ser infecciones o intoxicaciones causadas por una incorrecta manipulación o conservación de los alimentos.

Para evitarlas, como normas básicas debemos:

Refrigerar los alimentos. Si al preparar los alimentos no los consumimos inmediatamente, nunca debemos dejarlos a temperatura ambiente, sobre todo, ahora en verano por las altas temperaturas. 
Conservar bien los alimentos en tuppers herméticos o bolsas de congelación para evitar que queden expuestos a agentes patógenos.
Lavarnos bien las manos antes de manipular alimentos y desinfectar la zona donde vamos a cocinar y los utensilios.
Debemos evitar la contaminación cruzada de alimentos crudos y cocinados. Por ejemplo, si preparamos una ensalada no podremos utilizar el mismo cuchillo con el que hemos troceado el pollo para trocear la lechuga.
Calentar bien y de forma uniforme los alimentos que vamos a consumir para que los organismos vivos que puedan haber queden destruidos.
Si utilizamos agua para limpiar los alimentos, siempre debemos asegurarnos de que sea potable y, a la hora de secarlos, debemos utilizar papel de cocina, nunca una bayeta o trapo de tela porque pueden ser un caldo de cultivo.

Que se tomen medidas y se divulgue a nivel poblacional es un gran avance, porque además de asegurar la salud y seguridad al consumidor, también reduciremos el desperdicio de alimentos, evitando así pérdidas económicas y asegurando mayor sostenibilidad en los distintos procesos.

Fuente: abc

Te puede interesar