¿El ejercicio ayuda a mejorar el reflujo?

NUTRICIÓN Por Gina Navarro
Mujer-con-reflujo-ejercitndose

La sensación de ardor en la garganta y malestar estomacal puede llegar a generar molestias al realizar cualquier actividad de la vida cotidiana. Sin embargo, existen ciertos hábitos como el ejercicio físico que puede contribuir a mejorar el reflujo ácido. Pero si no sabes mucho al respecto, a continuación te contamos todo. ¡Sigue leyendo!

Mejorar el reflujo con actividad física
El reflujo ácido es el retorno del contenido del estómago hacia el esófago. En ocasiones, causa esa sensación de ardor o dolor detrás del esternón. Esto es debido a que el esófago no cuenta con un revestimiento protector como lo tiene el estómago y, el contenido que refluye provoca molestias y lesiones. Para mejorar esta condición, el ejercicio físico debe venir acompañado de una buena hidratación, una dieta saludable y buenos hábitos. De lo contrario, el entrenamiento podría agravar el cuadro o empeorarlo.

La actividad física moderada o de bajo impacto ayuda mejorar la salud a la vez que favorece la pérdida de peso. El sobrepeso es de las principales causas de aparición de reflujo ácido. Así que al realizar una actividad física y mantenerse en forma es clave para minimizar el volumen de grasa corporal.

El entrenamiento permite poner atención en los ejercicios. Esto ayuda a despejar pensamientos negativos y realizar conductas poco saludables como comer demasiado o fumar. Incluso el estrés es un factor para la gastritis. Aunado a lo anterior, la rutina de ejercicios funciona como factor de distracción ante las emociones negativas al minimizar la ansiedad y el estrés, lo que a su vez es clave para eliminar el reflujo ácido

Cabe señalar que no todo tipo de ejercicio físico es saludable a la hora de combatir el reflujo ácido. La sobreexigencia del entrenamiento puede tener consecuencias y una rutina de actividad inadecuada podría agravar el malestar o provocar una exacerbación del reflujo gastroesofágico.

Así que lo ideal es comenzar con ejercicios de baja intensidad y, una vez que el malestar ha desaparecido, intensificar el trabajo. La acidez estomacal puede provocar sensación de dolor, regurgitación de líquidos o alimentos, ardor en el pecho y dificultad para tragar.

Qué ejercicios evitar
No se recomienda realizar actividad física intensa. Los ejercicios con mucho movimiento o aquellos que requieren ciertas posturas como estar acostado podrían agravar el trastorno. Las actividades que no se recomiendan si se padece este malestar, es levantar pesas, subir y bajar escaleras, abdominales y espinales, correr y andar en bici con intensidad elevada.

Qué ejercicios son recomendados
La actividad aeróbica de baja intensidad es la más recomendada para llevar a cabo una rutina de entrenamiento si queremos mejorar el flujo. Algunas de estas actividades son caminar o trotar, andar en bici de forma moderada, Yoga, Pilates y natación.

Así que el reducir o eliminar el reflujo ácido y tener una buena salud a través del ejercicio físico es posible. Sin embargo, habría que hacerlo a conciencia y considerando todos los factores para realizar un cambio de vida.

Te puede interesar