Giro en EEUU: ahora recomiendan usar dos barbijos o uno bien pegado a la cara para prevenir el contagio de coronavirus

SALUD Por Carola LEVI
Es la nueva sugerencia de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades del país norteamericano (CDC), a modo de evitar la propagación del virus en el mundo y prevenir nuevas infecciones.
YJO7UZTY5VD5BC3HMBPUGS4RYI

En el mundo, desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, se le exigió a la gente usar protección facial, ya sean barbijos quirúrgicos descartables, tapabocas de tela o máscaras de policarbonato. Los famosos N95 -los más caros del mercado por su elevada efectividad en el área de infectología-, fueron los más reservados y elegidos por el personal de salud, debido a su eficacia y protección frente a la alta exposición al virus.

La realidad es que, en Argentina, la mayoría de la población optó por los caseros tapabocas de tela que, en muchos casos, no protegen como deberían, ya sea por el tipo de material o porque no se adhieren completamente al rostro. Debido a eso, y a la alta propagación del coronavirus, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), anunciaron una nueva recomendación sanitaria para cuidar la salud de la gente y frenar en parte la ola de contagios.

Los mismos recomendaron usar dos barbijos juntos o uno bien adherido al rostro para prevenir el contagio de COVID-19. Para ser más específicos, sugirieron utilizar uno quirúrgico bien ajustado o mismo, reforzar el tapaboca de tela sumando por debajo uno de los primeros. Según los CDC, eso aumenta de manera significativa la protección de las personas contra el virus. Además, resguarda a terceros en caso de tener contacto estrecho con un paciente positivo.

Esta sugerencia se dio luego de que una nueva investigación de las entidades sanitarias concluyera que la transmisión del virus se puede reducir hasta en un 96,5% en los casos donde un individuo infectado y otro que no lo está, ambos usen doble barbijo -uno quirúrgico y otro de tela- o bien, uno que se adhiera perfectamente al rostro.

La doctora y directora de los CDC, Rochelle P. Walensky, anunció hoy el resultado de la investigación durante la sesión informativa sobre el coronavirus de la Casa Blanca, donde le pidió a los estadounidenses que usen una “máscara que les encaje bien y que tenga dos o más capas de filtros”.

La realidad es que, al principio de la pandemia, los barbijos quirúrgicos eran escasos y el gobierno le pidió a la gente que elaborara o adquiriese tapabocas de tela para resguardar este insumo para el personal de salud. Si bien se sabe que los barbijos reducen las gotas respiratorias y los aerosoles exhalados por las personas infectadas, no todos tienen la misma eficacia. De hecho, pocos tapabocas de tela se ajustan bien a la cara a modo de proteger la nariz y la boca, dos de las tres vías principales de ingreso del virus, exceptuando la vista.

Los mejores materiales para bloquear las pequeñas partículas incluyen el polipropileno no tejido -utilizado para elaborar los barbijos N95- y varios tipos de barbijos quirúrgicos. “El buen funcionamiento de una mascarilla (barbijo) depende de dos cosas: la filtración y el ajuste”, explicó Linsey Marr, profesora de Ingeniería civil y ambiental en Virginia Tech, que estudia la transmisión de enfermedades por el aire. En esa línea, agregó: “La buena filtración elimina tantas partículas como es posible y un buen ajuste, significa que no hay fugas por alrededor de los barbijos, donde el aire y los virus pueden colarse”. Para ella, un pequeño agujero, puede reducir la eficacia en un 50%.

Por último, Marr aconsejó: “Si llevas una mascarilla de tela, elige una que tenga múltiples capas, idealmente una con un bolsillo en el que puedas colocar un buen material de filtro o el cubreboca de tipo quirúrgico con otro ajustado de tela encima”.

Te puede interesar