Sexo en primavera: por qué aumenta el deseo

SEXUALIDAD Por Ana COHEN
Según la ciencia, la clave estaría en la luz del sol. Los días se alargan y las temperaturas suben. Es la ocasión ideal para probar cosas nuevas o experimentar fantasías.
deseo-sexual-primavera-U301571929303kNH--620x349@abc

La primavera es ideal para disfrutar aún más entre las sábanas. Hay una serie de ventajas que hacen que el deseo sexual aumente aún cuando el coronavirus nos hizo cambiar muchas cosas de nuestra vida diaria.

“Si bien predominan las consecuencias de la pandemia por sobre el componente estacional, que el día se alargue es muy beneficioso. Uno siente que tiene más tiempo. Si bien es algo psicológico, hace que uno se organice y pueda destinar más tiempo a otras tareas lúdicas, entre ellas, el sexo”, señala a Con Bienestar el sexólogo Federico Rinaldi (M.N. 46.757).

Antes de la pandemia, la forma de vivir era muy acelerada, dejando el sexo para la última hora del día por falta de tiempo. Sin embargo, en la época de cuarentena, se pudo ver cómo esto, en algunos casos, cambió

“El estrés cotidiano no ayuda al deseo. Los convivientes no se extrañan. Al contrario, cada uno necesita un tiempo solo. Además, estamos de entrecasa, con lo cual el foco de atracción sexual, de seducción, se diluye”, dice el doctor Walter Ghedin (M.N. 74.794), psiquiatra y sexólogo.

La primavera hace su aporte
La primavera favorece la secreción de hormonas que participan en la atracción y el deseo sexual, como oxitocina, dopamina y feromonas. Todas colaboran en mejorar el estado de ánimo y en incrementar la vitalidad. Por eso, es un tiempo más propicio que el invierno para desatar las pasiones.

Al mejorar las temperaturas, la gente empieza a llevar menos capas de ropa. Dejar a la vista más piel o usar vestimentas más al cuerpo realza las figuras y el cerebro cuenta con más estímulos visuales para despertar la pasión.

Lo que dice la ciencia
Al exponerse más al sol, el cuerpo produce mayor cantidad de vitamina D, un compuesto que -además de ser imprescindible para absorber el calcio y fortalecer los tejidos óseos- está asociado a la presencia de testosterona en la sangre.

Un estudio realizado por científicos de la Universidad Médica de Graz, en Austria, analizó a 2.299 hombres y comprobó que los niveles más altos de vitamina D en la sangre coincidían también con los de testosterona, la más importante de las hormonas sexuales masculinas (pero que también está presente y desempeña un papel importante en las mujeres). Este es uno de los motivos por los cuales la libido aumenta cuando el sol brilla más tiempo en el cielo, después de los meses de invierno.

Tomar sol también hace que el cuerpo libere endorfinas, un neurotransmisor que provoca la sensación de satisfacción y felicidad.

“Mayores horas de sol y una temperatura más templada hacen también que las personas no destinen tanta energía interna a salvaguardar el calor corporal. Por eso, se cuenta con más vitalidad que se puede destinar a otras cosas, entre ellas, las relaciones íntimas”, cierra Rinaldi.

Te puede interesar