Seis salsas y aderezos para tener a mano sin abusar de las grasas

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Julia VOSCO
Aportan un toque de sabor a las comidas. Y pueden hacerse en casa. Las opciones más saludables y livianas, que combinan con todo.
Cabecera

Las salsas y aderezos industriales suelen tener un alto contenido de sodio, grasas y azúcares agregados. Pero hay recetas más naturales y saludables que se pueden aprovechar en reemplazo de las opciones envasadas clásicas, como la mayonesa, la mostaza, el ketchup y la salsa golf.

Claro que no todas las grasas son malas: las que contienen frutos secos, palta o aceite de oliva extra virgen son nutritivas y también necesarias, por sus beneficios para la salud.

“Como los aderezos tienen una elevada densidad calórica, es necesario controlar la cantidad que se consume, porque una ingesta que supere el gasto de calorías que realizamos a diario se convierte en un aumento de peso”, recuerda a Con Bienestar la licenciada en nutrición Analia Moreiro (M.N. 1.663).

La especialista propone las siguientes alternativas para combinar con las comidas y no perder el placer de los sabores:

1- Aliolli: es una salsa a base de huevo, ajo, aceite de oliva y limón, fácil de preparar, que aporta ácidos grasos saludables. Para hacerla, hay que licuar:

El jugo de medio limón
1 tacita de aceite de oliva
2 dientes de ajo
1 huevo
1 pizca de sal
Opción vegana: reemplazar el huevo por 60 mililitros de leche

2- Salsa tártara: se parte de una mayonesa casera y se le agregan pepinillos en vinagre, alcaparras, jugo de limón y cilantro o perejil. Es una de las salsas más tradicionales de la cocina francesa.

3- Pesto: hay muchas variantes, uno de los más ricos es el que se hace a partir de albahaca, ajo y nueces, todo machacado con aceite de oliva. Es ideal para acompañar pastas o carnes.

4- Mayonesa liviana: es uno de los aderezos básicos que suele estar presente en todas las heladeras, lo ideal es hacerla casera, en la cantidad exacta para consumir en el momento. Hay que batir:

1 huevo
200 mililitros de aceite
2 cucharadas de jugo de limón
Sal

5- Guacamole: en base a palta y variedad de vegetales. Va con muchas preparaciones y es rico en potasio, grasas buenas, vitamina C, carotenos y vitamina E.

6- Salsa de zanahoria: puede ser un reemplazo de la mayonesa comercial y dura hasta una semana. Hay que hervir 3 zanahorias medianas y licuarlas con:

1 diente de ajo
1/2 cucharadita de sal
5 cucharadas de aceite de oliva
“Estas salsas son para tener a mano y condimentar nuestros platos sin abusar de las grasas, el sodio o los ultraprocesados”, aclara Moreiro y resalta que hechos en casa y bien conservados, pueden estar en la heladera por varios días.

Te puede interesar