Coronavirus en la Argentina: a más delivery, más cuidado al desinfectar las compras que llegan a casa

Hay que desechar las bolsas plásticas del supermercado. Y meter en el lavarropas las de tela o friselina. Desde hoy, nuevos rubros tienen permiso para vender.
frutas

¿En qué envoltorio se traen los productos?, ¿Cómo se los ingresa a la casa? La ropa, las llaves y sobretodo las manos tienen que higienizarse para evitar que el coronavirus entre al hogar. Parece una tarea complicada pero es clave hacerlo bien. Con estos consejos, pronto será un hábito que resulte eficaz para mantener lejos al COVID-19.

“Hay que desinfectar todo lo que traemos de la calle. Ya sea cuando salimos a hacer las compras o en el caso de que el delivery nos traiga un pedido a domicilio”, señala a Con Bienestar Martín Piña, director de la carrera de Ingeniería en Alimentos de Fundación UADE.

El especialista plantea una serie de recomendaciones útiles para saber cómo proceder de forma adecuada. Se trata de prevenir para que el virus no ingrese en el hogar:

En el caso de que la persona salga a hacer las compras, al regresar a la casa debe evitar tocarse la cara con las manos. Tampoco manipular objetos que estén dentro del domicilio ni otros artefactos, por ejemplo, la tecla de la luz. “Partimos de la base que nuestras manos están sucias. Hay que lavarlas con agua y jabón ni bien llegamos de afuera”, argumenta.

Adentro, justo al lado de la puerta de entrada de la casa, se recomienda dejar preparada una caja o contenedor espacioso, dos trapos, balde y una solución hecha con agua y lavandina. También se puede emplear un rociador o gatillo con alcohol al 70 por ciento. “Primero, un trapo de piso para desinfectarse las suelas de los zapatos. El otro lo usaremos para limpiar los objetos que trajimos del exterior”.

La caja de cartón o el contenedor servirá para dejar aquellas cosas que se compraron o adquirieron afuera. Eso incluye también los artículos que llevó la persona: celular, billetera, llaves.

Al llegar a casa, lo ideal es lavarse bien las manos, sacarse la ropa y ponerla a lavar. Ducharse.
“Una vez que hicimos este paso, vamos a la cesta donde dejamos las compras. Sacamos una por una y las desinfectamos con la solución de agua y lavandina o con el rociador de alcohol”, manifiesta Piña.

Las bolsas plásticas adquiridas en el supermercado hay que desecharlas. Las de tela o friselina, conocidas como las “ecológicas”, se introducen en el lavarropas junto con las prendas de vestir. Es recomendable que el lavado dure entre 60 y 90 minutos, no periodos cortos. El agua, lo más caliente posible.

“Los objetos tienen que ser rociados con alcohol o higienizados con el trapo húmedo con lavandina. Dejar actuar durante dos minutos y secarlos con un paño o toallita de papel descartable”. Después de manipular los artículos, lavarse las manos. Y desinfectar el piso donde se apoyaron los objetos

Respecto a la compra virtual, es aconsejable adoptar algún medio de pago electrónico con tarjeta de crédito o débito para evitar la manipulación de billetes. “Algunas aplicaciones te permiten la ´entrega segura´. El repartidor toca el timbre, deja la compra y se va, y no tenes contacto con esa persona”, agrega el ingeniero. En caso de no tener esta opción, tratar de mantener la distancia social, sin contacto físico y no hablarle demasiado. Lo mínimo para ser cordial.

¿Qué pasa con el “clásico” delivery?
“Si es una caja de pizza, por ejemplo, tratar de separar el alimento”. La comida debe ser sacada del envase, colocada en una fuente y la caja se desecha. No se apoya sobre la mesa.

“No hay principios de transmisión alimentaria. No hay riesgos, por el momento. El coronavirus no es considerado una enfermedad transmitida por alimentos”, explica el especialista y agrega: “Si queres asegurarte, le podés dar una recalentada en el horno. El calor inactiva al virus”.

Desde hoy, además, en el comienzo de la quinta semana de cuarentena, el Gobierno autorizó a más rubros para la venta de productos, de librería, vestimenta o tecnológicos, por delivery que también deben ser desinfectados cuando llegan a casa.

Te puede interesar