Bajar solo tres kilos reduce la posibilidad de padecer cáncer de mama

ALIMENTACIÓN Y SALUD 06 de febrero de 2020 Por
La supervisión de un profesional y los cambios de hábito ayudan a perder peso. Pero cuando no alcanza con la fuerza de voluntad, son claves los avances con nuevos medicamentos.
noticia-dieta-adelgazar-perder-peso-bajar-de-peso

Por primera vez, un estudio aporta evidencia científica que sugiere que la probabilidad de tener cáncer de mama puede revertirse con la pérdida de peso. El trabajo fue publicado esta semana en el Journal of the National Cancer Institute. Según la investigación sobre 180 mil mujeres mayores de 50 años, el riesgo se redujo en un 13 por ciento.

"Cuanto mayor es la pérdida de peso sostenido en el tiempo, mayor es el impacto aparente", explica a Con Bienestar la médica Mónica Katz (MN 60164), presidenta de la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN) y agrega que esta conclusión les permite a los médicos respaldar los consejos que les dan a sus pacientes para que pierdan el exceso de kilos cuando sea posible.

Sin embargo, hay situaciones donde la persona no puede sostener un comportamiento saludable y tiene dificultad para controlar las porciones. En esos casos, por ejemplo, los medicamentos cobran vital importancia, ya que colaboran y acompañan los cambios de estilo de vida.

Cuando la ciencia aporta datos fehacientes sobre las ventajas de mantener un peso saludable, es importante que el Estado cumpla un rol absolutamente activo de la mano de una ley debidamente reglamentada. Sobre todo porque más de la mitad de la población obesa de nuestro país carece de un diagnóstico médico.

Actualmente existen tres medicamentos aprobados por ANMAT para el tratamiento efectivo del sobrepeso y la obesidad. "Uno de ellos se sumó este año, es un comprimido de naltrexona y bupropión, que funciona como un regulador del apetito, generando sensación de saciedad, y como regulador del placer, controlando la ansiedad", revela Katz. Se vende bajo receta archivada y debe ser implementado bajo la supervisión exclusiva de un profesional. Esta medida colabora e incentiva para que las personas consulten a un profesional de la salud para establecer un diagnóstico correcto y responsable.

Cáncer de mama y obesidad
Todavía no se comprende bien cómo afecta la obesidad posmenopáusica al desarrollo del cáncer de mama, pero la explicación parece centrarse en las hormonas: las células grasas producen estrógeno, que a su vez podría alimentar algunas formas de cáncer.

"Cambiar los hábitos y buscar ayuda de gente que sabe es fundamental para combatir el sobrepeso y la obesidad", concluye Katz y resalta que la cirugía bariátrica debe ser la última opción médica

Te puede interesar