Tips para cuidar el corazón durante los festejos de Fin de Año

E5VAI2JCKJAIFJHJ6IL5QS6MWQ

Las Fiestas siempre son un gran momento para celebrar con los seres queridos. Las mesas navideñas se llenan de comidas y bebidas de todo tipo y resulta difícil contenerse. Sin embargo, festejar no debería implicar excederse. El consumo desmedido de grasas, dulces y alcohol puede ser una bomba de tiempo para el corazón.

El cardiólogo Hernán Provera (M.N. 112.732) advierte sobre el consumo excesivo de alimentos y bebidas alcohólicas para estas fechas: “Diciembre es el peor mes para los corazones. El exceso de comidas saladas, con alto contenido graso y bebidas con alcohol es muy dañino para el corazón”, alertó.

El especialista precisó que el exceso de comidas saladas le genera al cuerpo un “aumento de la presión arterial”, mientras que los alimentos con alto contenido graso provocan un “incremento en los niveles de colesterol y triglicéridos”. “Son los factores más importantes para el desarrollo de accidente cerebrovascular (ACV) e infarto agudo de miocardio”, aseguró.

“Se demostró que las comidas copiosas (comer en abundancia, sin medida) aumentan la posibilidad de padecer un ataque cardíaco, fundamentalmente en aquellas personas que padecen enfermedad coronaria”, subrayó.

Recomendaciones para evitar malos momentos durante las fiestas
Provera explicó que se puede disfrutar sin necesariamente caer en el desborde alimenticio.

“Lo que hay que evitar son los excesos de todo y, en cambio, moderarse. En estas fechas festivas, es preferible consumir comidas livianas, a predominio de vegetales y cereales. También, moderar el consumo de alcohol. No hay que olvidar que comer en abundancia puede ser un factor desencadenante para sufrir un evento cardíaco”, argumentó.

Lechón: un clásico infaltable de fin de año
Hay quienes aman la carne de cerdo pero no la toleran y esperan a las fiestas de fin de año para sacarse el antojo. La realidad es que no todos los cuerpos reaccionan bien al consumir lechón. Su alto contenido graso puede, además, jugar una mala pasada.

Entonces, ¿hay que evitar el lechón? Provera dijo que no, pero sí aclaró que debería consumirse “una porción mínima”, que no sea la base de la dieta de fin de año.

Los cuatro síntomas de alerta cardíaca
“Síntomas como palpitaciones (percepción de los latidos del corazón), taquicardia, cefalea, dolor en la región anterior del tórax pueden ser percibidos por los pacientes en diferentes situaciones, muchas veces por estrés. En todos los casos, recomendamos que se realice la consulta médica, dado que el especialista -mediante un examen físico y estudios complementarios- podrá hacer el diagnóstico correspondiente”, explicó Provera.

El especialista sostuvo que las causas de muerte súbita predominantes cambian según la edad. “Los menores de 35 años suelen sufrir cardiopatías congénitas y mayores problemas coronarios”, dijo.

La mayoría de las muertes por paro cardíaco se da en adultos mayores, especialmente en aquellos con enfermedad de las arterias coronarias.

El paro cardíaco es la principal causa de muerte en los deportistas jóvenes, pero la incidencia no es clara. Se estima que 1 de cada 50.000 muertes súbitas por ataque cardíaco al año ocurre en integrantes de ese grupo socioetario.

Te puede interesar