Cómo tratar el asma inducida por el ejercicio físico

SALUD Por Julián TORRES
Mujer-con-inhalador

Signos y síntomas
Los síntomas del asma inducida por el ejercicio son tos, falta de aire, opresión o dolor en el pecho y respiración silbante. Las personas con este tipo de asma suelen comenzar con estos síntomas a los 10 minutos como mínimo de iniciar la actividad física y puede durar horas posterior al ejercicio, o bien, aparecer solo una vez que dejan de ejercitarse.

Cómo se trata
Si tienes asma inducida por el ejercicio, lo más probable es que tomes un medicamento para el asma antes de iniciar la actividad física. Muchas veces vas a usar el mismo medicamento de alivio rápido que para los ataques de asma. Los médicos lo llaman un pretratamiento.

Si el pretratamiento no es suficiente, habría que recomendar un medicamento de control a largo plazo. Este fármaco actúa a lo largo del tiempo para mantener las vías aéreas abiertas. Así que con los cuidados necesarios, podrán ejercitarse sin ningún problema.

Así que no hay motivo para dejar el ejercicio a la deriva. Incluso la actividad física ayuda a estar en forma y fortalecer los músculos del tórax que participan en la respiración a la vez que hace que los pulmones funcionen mejor. Pero algunos deportes que tienen menos probabilidades de causar problemas es el golf, el fútbol americano, el atletismo, una caminata, el béisbol y la gimnasia artística.

Así que si eres una persona que disfrutas del deporte, no hay nada que te lo impida. Lo recomendable es llevar un control minucioso con el médico, el medicamento correcto y el entrenamiento adecuado.

Te puede interesar