Personas inseguras: cuatro causas que explican por qué se sienten así

NOTICIAS DE INTERÉS Por Sara BLANC
inseguridades-kc9F--620x349@abc

Todos luchamos, en mayor o menor medida, contra nuestras inseguridades. Si bien no es fácil encontrar formas de resolver mágicamente los problemas de confianza en uno mismo, es posible superar las inseguridades simplemente comprendiendo cómo afectan a nuestra vida diaria y nuestro crecimiento personal.

La inseguridad es un sentimiento común que casi la mayoría de las personas experimentará en algún momento y puede provenir de numerosas fuentes. Generalmente, se presenta como falta de confianza, ansiedad e incertidumbre, aunque también puede traer consigo tensión y malestar. Tal como explica la psicóloga Paloma Rey, se presenta en diversas situaciones, aunque las más comunes son aquellas que están relacionadas con la «toma de decisiones y la relación de la persona en el ámbito social».

«Implica un nivel bajo de confianza en uno mismo y falta de seguridad, por lo que la persona en concreto presenta una imagen propia muy negativa, en la que no valora de forma objetiva sus capacidades, sus habilidades sociales, competencias o su capacidad para tomar decisiones», señala la divulgadora.

«Las inseguridades se desarrollan por la toma de una o más decisiones que han desencadenado consecuencias negativas para la propia persona o su entorno»Paloma Rey , Psicóloga
¿Por qué somos inseguros?
Resulta incómodo que las inseguridades las percibamos diariamente. Por ejemplo, ¿tu mente te sabotea cuando estás trabajando y piensas que te va a salir mal la tarea a realizar? O cuando vas a acudir a una cena y tu cabeza piensa «no te pongas ese pantalón, te marca las caderas». No existe una causa concreta para que el cerebro asuma ese tipo de mensajes, pero pueden influir varios factores. Las comunes son las siguientes:

- Autoestima baja. Esta variable, según Paloma Rey ( @palomareypsicologia), se presenta de forma inequívoca junto con la inseguridad. «La persona no es capaz de confiar en sus capacidades, virtudes y tiende a remarcar o exagerar aspectos que consideran negativos de sí mismos», cuenta.

- Crianza exigente. Es común encontrar en las personas inseguras patrones educaciones exigentes en los que se desarrollan sentimientos de incapacidad de afrontar las diferentes situaciones de la vida cotidiana.

- Experiencias traumáticas. «En algunos casos, las inseguridades se desarrollan por la toma de una o más decisiones que han desencadenado consecuencias negativas para la propia persona o su entorno. Tras esto, la persona llega a la conclusión de que su criterio para la toma de decisiones no es fiable», indica la psicóloga.

- Persona perfeccionista y autoexigente. Tal como dice la experta, estas dos variables dan lugar a una visión dicotómica de las cosas, solo pueden ser catastróficas o perfectas. «Esto implica que la toma de decisiones, a su vez, funciona de la misma manera: se pueden tomar malas decisiones y tener resultados caóticos o tomar buenas decisiones y tener unos resultados inmejorables», comenta.

Según Paloma Rey, basada en varios estudios y en su propia experiencia como psicóloga, existen más inseguridades en el sexo femenino que en el masculino. «En el caso de las mujeres, además de las inseguridades a nivel personal, entran en juego las inseguridades a nivel físico. Muchas mujeres pueden desarrollar inseguridades a nivel corporal por no encajar con los cánones de belleza preestablecidos por la sociedad. Si no son abordadas por un profesional, pueden desencadenar la aparición de un trastorno por conducta alimentaria», alerta.
Para superar las inseguridades de forma efectiva, necesitamos contar con la ayuda de un psicólogo. A través de la terapia, tal como cuenta Paloma Rey, se abordarán los siguientes objetivos terapéuticos, que ayudarán a la persona a hacerles frente:

- Reestructuración cognitiva. Con esta estrategia se abordan los pensamientos negativos que la persona tiene sobre sí misma y «se reestructuran para que se enfoquen desde una perspectiva más racional y positiva».

- Definir el autoconcepto. Es necesario redefinir la imagen que tenemos de nosotros mismos. Para Paloma Rey es fundamental «buscar el origen de las inseguridades personales» y realizar ejercicios que nos permitan cambiar la imagen que tenemos de nosotros mismos.

- Estrategias de comunicación asertiva. Tal y como hemos comentado, las personas inseguras tienden a presentar un estilo pasivo de comunicación, el cual se caracteriza por no exponer nuestros sentimientos o pensamientos ante los demás por miedo a que nos juzguen por ello. «La comunicación asertiva consiste en expresar nuestros derechos y necesidades sin miedo y sin ofender a los demás», define la experta.

- Entrenamiento en habilidades sociales. Una persona que presente inseguridades tiende a tener miedo a relacionarse con otras personas ante la perspectiva de poder ser juzgado por ellas. Es por ello que trabajar las habilidades sociales de la persona desde la inteligencia emocional puede suponer un ejercicio muy eficaz para superar nuestras inseguridades.

Te puede interesar