Vitamina C, un nutriente que no puede faltar en tu dieta si haces ejercicio físico

POR UNA VIDA MÁS SALUDABLE Por Julia VOSCO
Los expertos nos hablan de sus beneficios para los deportistas.
la-carencia-de-vitamina-c-origina-el-escorbuto-pero-sigue-existiendo-esta-enfermedad

Si quieres encontrarte bien y rendir más si haces ejercicio, es importante que sigas una dieta sana, variada y que incluyas alimentos ricos en nutrientes como la vitamina C. Sobre todo, si el deporte que escoges lo practicas al aire libre. 

La vitamina C (o ácido ascórbico) es una vitamina hidrosoluble. Esto significa que no se puede almacenar en el organismo, y que una vez alcanzada la dosis que nuestro cuerpo necesita, el resto de secreta a través de la orina. Esto también quiere decir que si no aportamos suficientes dosis de este nutriente a través de la dieta podemos sufrir carencias, aunque estas son muy raras en nuestra población, puesto que la mayoría de frutas y verduras son ricas en vitamina C. 

Propiedades 
El efecto antioxidante del ácido ascórbico consigue bloquear el daño causado por los radicales libres, subproductos que resultan cuando el cuerpo transforma alimentos en energía, explican desde Arkopharma. Estos radicales libres son responsables del proceso de envejecimiento y pueden favorecer el desarrollo de muchas enfermedades. Los antioxidantes también ayudan a reducir el daño corporal causado por los químicos y contaminantes tóxicos como el humo del cigarrillo y por las radiaciones solares.

¿Por qué es bueno tomar vitamina C si haces deporte al aire libre?
Su efecto antioxidante nos protege de las radiaciones solares. Pero además:

Estimula la síntesis de colágeno, aportando firmeza a la piel.
Ayuda a reducir la fatiga
Contribuye al mejor funcionamiento del sistema inmunitario
Todo ello mejora nuestro estado de salud y protege nuestra piel.

¿Necesito un suplemento?
Si tu dieta es sana y variada, es decir, consumes abundantes frutas y verduras, no será necesario que tomes suplementos de vitamina C. Sin embargo, las personas fumadoras tienen que tener en cuenta que el humo del cigarro destruye esta importante vitamina. La deficiencia de vitamina C puede llevar a la fragilidad y pérdida de brillo del cabello, gingivitis, sangrado de encías, piel deshidratada y áspera al tacto, pese a que, como decimos, es difícil que se produzca escorbuto, una deficiencia grave de vitamina C.  

A continuación, Altrient te detalla todos los beneficios de incrementar el consumo de alimentos ricos en esta vitamina si haces deporte, fundamentalmente, en el exterior, pero también en espacios cerrados. 

La vitamina C es antioxidante
Como explicábamos, la vitamina C va más allá de subir nuestras defensas. En realidad, lo que hace es proteger nuestro organismo de la oxidación celular. Esta situación, asociada con el envejecimiento y con un mayor riesgo de sufrir enfermedades como el cáncer, está caracterizada por la liberación de radicales libres, un hecho que puede aumentar cuando durante el entrenamiento. Asegurar un buen consumor de vitamina C en el ejercicio ayduará a reducir el nivel de estos daños.

Mejor recuperación tras el ejercicio 
Según nos recuerdan desde Altrient, tener unos niveles adecuados de vitamina C ayuda a liberar menos cortisona, una sustancia que se genera como respuesta al estrés físico. Cuanto menor sea la producción de esta hormona mejor será el rendimiento. 

La vitamina C te da más fuerza 
Una ingesta adecuada de vitamina C, ayuda a mantener la integridad y fortalecer ligamentos y tendones, importante si haces deporte. Por eso, si el ejercicio físico que has escogido es exigente o si es de bajo, es bueno que aumentes el consumo de alimentos ricos en vitamina C. Recuerda que no solo los cítricos la aportan. Otros alimentos como los pimientos, el tomate, el brócoli, la calabaza, etc, son ricos en este nutriente. 

Protección solar natural
Debido a su acción antioxidante, la vitamina C protege nuestra piel del daño solar, de ahí que se considere importante tomar este nutriente si se suele practicar deporte al aire libre. ¡Ojo! Esto no quiere decir que no se deba usar un fotoprotector adecuado a nuestro tipo de piel, advierte desde Altrient. La vitamina C actúa como una defensa extra frente a los rayos UV. Además, ayuda a reducir la cantidad de melanina favoreciendo la desaparición de manchas y daño solar. Pero no bloquea la acción de los rayos solares. 

Una potente vitamina antifatiga 
Gracias a su capacidad de reducir el cansancio y la fatiga, la vitamina C ayuda a finalizar los entrenamientos con mucha más energía. También te ayudará a recuperarte mejor tras una jornada de ejercicio físico. Si vas a la montaña, puedes llevarte algunos frutos secos como las nueces o los pistachos, que también contienen esta sustancia.  

Reductor de peso
La vitamina C favorece la producción de carnitina, por lo que contribuye al normal funcionamiento del metabolismo y el rendimiento muscular, logrando así una mayor quema de grasa. Por tanto, aunque la pérdida de peso se consigue disminuyendo las calorías en la dieta y haciendo ejercicio, una adecuada elección de nutrientes también puede ayudarte. 

Te puede interesar