Avena, miel, aguacate... Los mejores ingredientes naturales para tus remedios

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Ana COHEN
Son buenos para tu piel y tu cabello
ingredientes_naturales_que_son_fuente_de_belleza_1

¿Sabes que muchas veces tienes al alcance de la mano los ingredientes necesarios para darle a tu piel los mimos que necesita? Sí, están en tu despensa. Hay numerosos activos naturales presentes en los alimentos que pueden venirle muy bien a tu cutis aplicados como remedios caseros. Desde el recurrente aguacate a la avena, pasando por la miel. Hemos hecho una selección, con la ayuda de la farmacéutica Meritxell Martí, de algunos de estos ingredientes, recopilando los que ella considera que son las auténticas estrellas para cuidar tu piel y hacer que se vea radiante. Recetas sencillas que puedes poner en práctica hoy mismo.

Aguacate para tu cabello
Uno de los alimentos más usados en tratamientos caseros es el aguacate, rico en ácidos grasos esenciales y vitamina E. Además, su textura cremosa es ideal como base de cualquiera de los tratamientos caseros. Especialmente conocido es para reparar el cabello, usado como mascarilla cuando está muy estropeado. Hay que mezclar:

-Un aguacate maduro.
-Un vaso de aceite de coco.
-Una cucharada de miel.

Trituramos el aguacate y añadimos el aceite de coco. Con ello logramos una textura completa de crema al emulsionarlo (lo podemos hacer con la batidora), añadimos una cucharada de miel una vez unido todo y volvemos a batir. Lo utilizamos como mascarilla para el cabello durante una hora, envolviendo con una toalla caliente antes de lavarlo.

Avena para la piel seca y sensible
Tal y como nos cuenta Meritxell Martí, es el producto por excelencia para la piel seca y sensible. Se puede usar como mascarilla reparadora, tan solo hay que mezclar:

-Un  vaso de leche.
-Dos vasos de avena.
-Una cucharada de miel

Se mezcla todo y queda como una pasta que sirve como mascarilla reparadora, que aprovecha las propiedades de los ingredientes: la capacidad emoliente y calmante de la avena, suavizante de la miel y la hidratante de la leche, que además va a servir de vehículo. En general, la avena va muy bien cuando se tiene problemas de piel atópica o irritada.

Un exfoliante a base de azúcar
"Me encanta recomendar el azúcar sobre todo moreno para los scrubs naturales, tanto para los labios como los corporales. Gracias a que se funde con el agua, los scrubs van a ser suaves y no van a irritar la piel, se irá fundiendo a medida que se vayan masajeando", cuenta la farmacéutica Meritxell Martí, que nos explica que para un exfoliante labial tan solo hay que añadir azúcar moreno con un poco de aceite de coco, y pasarlo por los labios con la yema de los dedos de forma suave. Se puede sustituir el aceite por vaselina. Y como scrub corporal nos da la siguiente receta:

-Dos cucharadas de aceite corporal (tipo Johnson o Bio Oil).
-Una cucharada de azúcar moreno.
-Dos o tres gotas de aceite esencial de naranja u otro, a gusto de cada persona. La experta recomienda el de naranja para la mañana, ya que despierta y activa la piel, mientras que para la noche escogería un aceite esencial como el de rosas o el de lavanda.

Aconseja aprovechar el momento de la ducha con la piel húmeda, para aplicar el preparado e ir masajeando según lo necesitemos. Al tener la piel mojada, el azúcar se irá fundiendo a medida que se va aplicando, por lo que es difícil que se irrite la piel.

Limón como astringente
Otro de los ingredientes más populares en los remedios caseros. Y es que ¿quién no sabe que el limón tiene un alto contenido en vitamina C? Y dicho nutriente tiene propiedades antioxidantes, además de ser ácido, lo que hará que actúe como exfoliante suave. El ácido cítrico es uno de los AHA (alfa hidroxiácidos) más conocidos. El limón va a actuar como astringente, regulador de la grasa de la piel y ayudará a cerrar el poro de la piel más grasa. Podemos preparar un tónico con limón, ideal para este tipo de cutis. Eso sí, hay que tener en cuenta que el limón puede irritar la piel si lo ponemos directamente en ella, pues es de hecho muy ácido.

-Zumo de un limón.
-Un vaso de Infusión de agua de menta (preparado con varias hojas de menta).
-Unas gotas de aceite esencial de menta o de salvia (no es imprescindible).

Simplemente hay que mezclar los dos ingredientes, si se desea los tres, y ponerlo en una botella hasta que se enfríe, para usarlo como tónico después de la limpieza, con un algodón. Posteriormente usar la crema o tratamiento habitual. Este tónico ayudará a mantener la piel fina y regenerada, ya que va a ayudar a eliminar las células muertas.

Los mil y un usos de la miel
En muchas de los remedios caseros se añade este dulce alimento. De hecho, la miel tiene varias funciones en la cosmética casera, y destaca por sus propiedades antisépticas e hidratantes, gracias a los glúcidos que contiene. Y es una base excepcional de los cosméticos, pues aporta textura. Una opción es realizar una espuma de baño con los siguientes ingredientes:

-Un vaso de aceite de almendras dulces.
-Medio vaso de miel.
-Medio vaso de jabón de manos.
-Una cucharadita de extracto de vainilla.

Hay que mezclar el aceite, la miel y el extracto de vainilla, para añadirlo después al jabón neutro que tengamos y se disuelve con cuidado de que no haga espuma. Se puede poner en la bañera como baño relajante y guardarlo en una botella sin problema.

Pepino para descongestionar
Un remedio casero de lo más habitual, y es que no es extraño que te venga a la mente la imagen de una persona con rodajas de pepino aplicadas directamente en los ojos. Meritxell Martí nos cuenta que es muy efectivo y, de hecho, gracias a los flavonoides que contiene, actuará como descongestionante, e irá bien para los ojos irritados, inflamados y con bolsas. Se ponen las rodajas de pepino frescas, durante 15 minutos (no debemos olvidar que contiene bastante vitamina C, y si las ponemos más tiempo puede irritar la piel).

Te puede interesar