Se diagnostican 10 casos de cáncer de vejiga por día en la Argentina

SALUD Por Julia VOSCO
La prevención y la detección precoz son primordiales. Las cirugías endoscópicas para tumores superficiales logran un alto porcentaje de efectividad.
4ZNED2L3HRA5LBNMH3IY4DJWZY

Cada día se diagnostican en el país 10 nuevos casos de cáncer de vejiga, una enfermedad que ocupa el noveno puesto en incidencia entre los distintos tipos de esta enfermedad, por sobre los de tiroides, leucemias, cuerpo uterino, hígado, ovario y esófago.

La cifra surge de las proyecciones que realiza para la Argentina la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer (IARC), publicadas en el último informe de Estadísticas e Incidencia del Ministerio de Salud de la Nación.

De qué se trata
“El tratamiento del cáncer de vejiga consiste en una cirugía endoscópica para los tumores superficiales y la chance de curación es superior al 90 por ciento. En ocasiones, además se debe administrar medicación a través de una sonda para evitar la recidiva o que el tumor se vuelva invasor”, informó el doctor Matías Chacón (M.N. 86.697), médico oncólogo, expresidente de la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC).

En los casos donde hay invasión del área muscular, el pronóstico depende de la extensión de la invasión y si hubiera o no compromiso de los ganglios que se encuentran alrededor de la vejiga. Las opciones de tratamiento en esos casos son la cirugía -con o sin quimioterapia, antes o después de la cirugía- y también se puede optar por la intención de preservar la vejiga con radio y quimioterapia luego de una cirugía endoscópica.

“El síntoma más frecuente es el sangrado al orinar, llamado hematuria, asociado a ardor o a la necesidad urgente de orinar. Ante cualquiera de estos síntomas se debe consultar al especialista para poder detectar precozmente este tipo de lesiones. La citoscopía es el método de elección de diagnóstico para observar la lesión y toma de biopsia en manos de urólogos entrenados en la práctica”, sostuvo Chacón.

Otros signos pueden ser cambios en los hábitos urinarios, como orinar con mayor frecuencia, problemas para orinar o flujo de orina más débil, levantarse a orinar muchas veces durante la noche y sensación de ganas de orinar inmediatamente después de hacerlo, incluso cuando la vejiga no está llena. 

Te puede interesar