Hipertensión arterial: es momento de conocerla y tenerla bajo control

SALUD Por Julia VOSCO
El coronavirus SARS-CoV2 demuestra que tiene una clara predilección por las personas con mayor riesgo vascular. Las mejores formas de prevención.
post-Hipertension

Se estima que entre el 25 y el 30 por ciento de la población mundial es hipertensa, es decir, que tiene la presión arterial por encima de 140/90 milímetros de mercurio de forma constante. El problema es que esta patología, en general, no presenta síntomas, por lo que su detección es más difícil.

"La relación de la hipertensión con la pandemia que vivimos, es complicada. Es uno de los principales factores de riesgo y además, los estudios en curso dan la impresión de que hay una relación entre ser hipertenso y tener formas graves y mala evolución por COVID-19", Irene Ennis, presidenta de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial (SAHA).

Crear conciencia que la hipertensión arterial es una enfermedad crónica no curable pero sí controlable hace que el médico pase a tener un rol de educación central, estableciendo parámetros de objetivos claros e indicaciones precisas.

"No existen datos que avalen la idea que los tratamientos hipertensivos sean un factor agravante del coronavirus. Entonces no hay motivos para suspender el tratamiento. Recomendamos que ante cualquier duda, los pacientes consulten", pide la médica.

 Las medidas que se tomaron para controlar el avance del nuevo coronavirus, tiene consecuencias que van más allá de la pandemia: el temor por ir a un centro médico muestra una demora en la consulta para no romper el aislamiento social obligario.

El estrés que causa la pandemia, el sedentarismo, el sobrepeso sin el control adecuado son factores que aumentaron en este contexto. Debemos cumplir con el aislamiento social y preventivo, pero no debemos descuidar los factores de riesgo cardiovascular y hay que consultar ante cualquier duda", sugiere Ennis.

 

Te puede interesar