Últimas publicaciones

El simple hábito matinal que ayuda a calmar el estrés

NOTICIAS DE INTERÉS Rosario CALVO
4EEJWU377BHYLMM3P6H4Q5OUUI

El cuerpo necesita una buena cantidad de agua a diario para mantenerse hidratado, pero lo que no está claro es si es preferible tomarla fría o a una temperatura mayor, aunque diversos estudios consideran que consumirla caliente puede aportar calma y una sensación de bienestar que vienen muy bien en los momentos más estresantes.

Un estudio llamado An Evaluation Of The Effect Of Hot Water Intake On Physiological Changes In The Body y publicado en Natural Volatiles & Essentials Oils, señala que tomar agua caliente al levantarse y media hora antes de comer aumenta el metabolismo 24%, y, por lo tanto, ayuda a quemar grasa, pero solo se dará ese beneficio si no se consumen calorías excesivamente.

Asimismo, indicó que beber agua caliente ayuda a suplir la ansiedad de comer, haciendo que se consuman menos cantidades de alimentos y que solo baste con lo necesario. De acuerdo con un estudio publicado en Clinical Nutrition Research, la ingesta de un vaso de agua antes de las comidas genera sensación de saciedad.

Beneficios de tomar agua caliente en las mañanas
Balancea el PH. Beber agua tibia regularmente también ayuda a balancear el PH, ya que ayuda a reducir la acidez total del cuerpo, lo que hará que las personas se sientan y luzcan mucho más bellas, sanas y naturales.

Ayuda a ir mejor al baño. El agua caliente “molesta” más que la fría al intestino y ese ligero estorbo es lo que hace que se mueva (es el llamado peristaltismo o movimiento peristáltico), con lo que los desechos se eliminan mejor. Ese es uno de los motivos por los que el café y las infusiones calientes hacen evacuar a primera hora de la mañana.

Elimina toxinas. El agua tibia es útil al momento de realizar un ayuno, ya que elimina el material de desecho que la fría por sí sola no puede disolver. Aparte de eso, ayuda a eliminar la suciedad a través de los riñones, poros y demás órganos que cumplen una función eliminatoria en el organismo.

Alivia dolencias. Puede servir para aliviar algunas enfermedades tales como el reumatismo, mientras que también es importante saber que beber agua tibia resulta muy beneficioso para una persona que tenga fiebre, ya que, si la bebe de manera rápida, ayudará inmediatamente a disminuir la temperatura del cuerpo, según un estudio publicado en Emergency Medicine Clinics of North América.

Favorece la expulsión de mucosidad. El calor del agua y las infusiones ayuda a ablandar los residuos que se alojan en la nariz y el tracto respiratorio superior. Junto con los caldos, pueden ser nuestras aliadas cuando pasamos por procesos gripales. Una taza de agua humeante, con una inhalación más o menos profunda, puede reducir los niveles de congestión, ya sean nasales o en la garganta.

Tres riesgos de tomar agua caliente
Puede irritar el sistema digestivo en personas con estómagos sensibles. Las temperaturas extremas y en especial las bebidas calientes, no se recomiendan cuando existe algún problema que afecte al sistema digestivo porque puede irritar e inflamar la mucosa.
Hay que tener precaución si se tiene algún problema bucal como boca seca, sensibilidad dental o estomatitis y afecciones como la esofagitis, la gastritis u otras enfermedades del tubo digestivo.
Hay riesgo de quemaduras. Podría darse en lengua, paladar o esófago. Se da el mismo efecto que si cae ese líquido en la piel, por lo cual nunca debe tomarse muy caliente.

Fuente: TN

   

Te puede interesar
Lo más visto