¿Qué es más sano, el azúcar o los edulcorantes?

ALIMENTACIÓN Y SALUD Por Julia VOSCO
azucares_y_edulcorantes.shutterstock_155461706

Hoy en día, existe mucha información a nuestro alrededor sobre la alimentación, concretamente de lo que es bueno y lo que es malo, lo mejor y lo peor, lo benéfico y lo prohibido e incluso lo tóxico. Tanto así que llegamos a una encrucijada de la que no sabemos cómo salir y mucho menos a quién creer. Los azúcares y los edulcorantes no se escapan de los mitos propagados de boca en boca, por lo que hoy vamos a explicar un poco más acerca de ello.

Edulcorantes vs Azúcares
Hay que saber que los edulcorantes son todas aquellas sustancias que confieren dulzor, estas van desde naturales como la sacarosa, la glucosa, la galactosa, la fructosa, etc. que contienen calorías y las artificiales sintetizadas químicamente como el aspartame, la sacarina, la sucralosa, etc. que no contienen calorías o contienen menos que los naturales.

Los edulcorantes se crean para suplir el exceso de azúcar consumido por la población. Además, se han convertido en una solución paliativa que permite evitar las consecuencias metabólicas del abuso de azúcar sin tener que renunciar a un sabor dulce.

El azúcar produce la aparición de algunas enfermedades cardiovasculares como la obesidad o la diabetes. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de azúcar no debería de superar el 10% de la ingesta calórica total por los efectos perjudiciales para la salud. Sin embargo, para muchos es complicado eliminarla de la dieta, ya que genera una sensación de placer y en ciertos casos adicción.

Por otro lado, los edulcorantes se le han ido atribuyendo propiedades cancerígenas, las cuales son totalmente falsas mientras se consuman en cantidades aprobadas por la EFSA u organizaciones gubernamentales similares. Pero con lo que si nos podemos encontrar, es que cantidades relativamente bajas de edulcorantes puede provocar un efecto laxante y tener algunas consecuencias intestinales.

Por tanto, no hay uno mejor que otro, siempre y cuando se esté hablando de un sujeto o persona sana que respete las cantidades recomendadas y además utilice el azúcar natural intrínseco de un alimento. Es decir, una manzana que lleva azúcar, lo mejor sería comerla tal cual y no agregarle ningún tipo de azúcar ni edulcorante, más bien saborear las cosas como realmente son.

Te puede interesar