Especialistas de Harvard revelan que no todo lo que olvidamos desaparece del cerebro

SALUD Por Ivana Alfaro
ZX24EM2FNJAW5B4BZ63APDVLQ4

A medida que avanza la edad, aparece la posibilidad de olvidarnos una y otra vez de las cosas, y rápidamente surge el temor de padecer alguna forma de demencia (como el alzheimer) u otra patología. Sin embargo, durante décadas, los expertos han intentado entender si aquello que olvidamos es eliminado por completo del cerebro. Ahora, especialistas de la Universidad de Harvard hallaron que “olvidar no revierte ni borra los cambios en el cerebro que resultan del aprendizaje”.

Este nuevo estudio científico, publicado en Science Advances, arrojó que “el olvido genera un nuevo estado cerebral que es diferente del que existía antes de que ocurriera el aprendizaje o del que existe mientras aún se recuerda el comportamiento aprendido”, es decir, que lo que se olvida no desaparece por completo del cerebro y puede reactivarse.

Yun Zhang, profesor de Biología Orgánica y Evolutiva y miembro del Centro de Ciencias del Cerebro de Harvard, precisó: “Después de olvidar, a menudo podemos recordar lo que aprendimos antes, y nuestro cerebro ya no está en estado ingenuo. Por ejemplo, si celebramos una fiesta y luego, varios meses después, realmente nos olvidamos: ´¿Cuándo celebré esa fiesta? ¿Quién asistió?’ Y entonces tu amigo te dice: ‘Recuerda esto y aquello. Acuérdate de que cantamos una canción para vos’. De repente, te acordarás de ese momento”.

En ese sentido, el especialista añadió: “Los mecanismos que proporciona este estudio nos ayudan a hacer hipótesis sobre las moléculas y los procesos involucrados, así como la actividad de las neuronas que son importantes para el olvido, y proponer formas de comprender la patología de enfermedades neurológicas relacionadas”. Para él, a pesar de poder olvidar algo, todavía hay restos de memoria en el cerebro que pueden despertarse y reactivarse, y hacernos recordar en base al aprendizaje.

Esta investigación ayudaría entonces a comprender algunos trastornos de salud mental como el estrés postraumático, donde los recuerdos pueden afectar la calidad de vida de una persona.

¿Olvido normal o trastorno patológico de la memoria?
Existen algunas diferencias entre el olvido “normal” y los denominados trastornos patológicos de la memoria, tal como aparecen en las formas tempranas de la demencia.

El neurólogo Michael Lorrain comentó que un ejemplo es la utilización de ayudas nemotécnicas, según explicó en un video de la Asociación Iniciativa de Investigación del Alzheimer, en Alemania.

Allí, el especialista indicó que las notas, en las que se apuntan cosas que uno no debe olvidar de hacer, van perdiendo progresivamente utilidad en formas tempranas de demencia. “Las personas anotan algo, pero luego ya no recuerdan qué significación tiene y en qué contexto lo hicieron”, aclaró.

También hay diferencias a la hora de colocar las cosas en algún sitio. En los trastornos patológicos de la memoria, las personas afectadas pondrán objetos frecuentemente en sitios donde en realidad no corresponden en absoluto y lo olvidarán. Así, por ejemplo, el manojo de las llaves terminará adentro de la heladera.

Para el neurólogo, un límite entre un olvido “normal” y uno patológico es que, en el primer caso, los contenidos olvidados reaparecen en la memoria en el corto o largo plazo. Sin embargo, en el caso del alzheimer y de otras formas de demencia, permanecerán desaparecidos para siempre.

Lorrain afirmó que muchas personas no son conscientes de que también hay “motivos no tan patológicos” para una falta de memoria más elevada de lo normal. Y en el primer lugar figura la depresión. “Los trastornos de la memoria causados por la depresión se muestran, en principio, completamente idénticos a los síntomas iniciales de la demencia”, precisó.

Los olvidos también pueden ser causados por déficits cognitivos leves, pero estos no implican una demencia. Sin embargo, muchos de los afectados desarrollan posteriormente esa patología.

Por último, la asociación profesional de neurólogos alemanes indicó que las perturbaciones de la memoria también pueden ser causadas por ciertos medicamentos. Por lo general, estos trastornos retroceden una vez que se dejan de ingerir los fármacos en cuestión.

Fuente: TN

Te puede interesar