Investigan si el Viagra puede reducir el riesgo de un ataque cardíaco

SALUD Por Carola LEVI
Un nuevo estudio sueco concluye que el fármaco que mejora el rendimiento sexual puede, además, aumentar la calidad de vida de los hombres ya diagnosticados con enfermedad cardiovascular.
FCXFJVGHCRC2PESRB7347SFA2I

Es conocido por sus efectos positivos en la intimidad amorosa y ahora un nuevo estudio sugiere que el Viagra también podría ayudar a los hombres a vivir más tiempo. Los investigadores probaron el fármaco, conocido popularmente como la “pastilla azul”, en hombres con diagnóstico de enfermedad cardiovascular, una condición que hace que el suministro de sangre al corazón sea bloqueado o interrumpido por una acumulación de sustancias grasas en las arterias coronarias.

Encontraron que los hombres que tomaron Viagra no sólo vivían más tiempo, sino que también tenían un menor riesgo de sufrir un nuevo ataque al corazón.

“La enfermedad de las arterias coronarias refiere a los bloqueos que se desarrollan en las arterias que suministran sangre al corazón. A medida que las arterias se estrechan, menos sangre llega a partes del corazón y los pacientes pueden sentir síntomas, particularmente con esfuerzo”, dijo a medios locales Michael Goyfman, director de cardiología clínica de Long Island Jewish Forest Hills, en Nueva York.

El estudio elaborado desde el Karolinska Institutet, en Suecia, fue publicado en el Journal of the American College of Cardiology.

Cómo actúa el Viagra sobre la calidad de vida
La impotencia sexual masculina es con frecuencia un signo de alerta temprana de enfermedad cardiovascular en hombres sanos y se puede tratar con dos tipos de medicamentos.

En primer lugar, se puede ofrecer una inyección de alprostadil, que dilata los vasos sanguíneos para que el pene entre en erección.
Alternativamente, se propone el consumo de inhibidores de la PDE5, como el Viagra, que se toman por vía oral aumentando la circulación de sangre.
Con anterioridad, como los inhibidores de la PDE5 disminuyen la presión arterial, no se recomendaban para hombres con enfermedad arterial coronaria debido al riesgo de ataque cardíaco.

Sin embargo, en 2017, Martin Holzmann y sus colegas mostraron que los hombres que tuvieron un ataque al corazón pudieron tolerar bien la droga e incluso prolongar su esperanza de vida y mantenerse protegidos contra nuevos infartos e insuficiencia cardíaca.

En su nuevo estudio, los investigadores trataron de comparar el efecto de los inhibidores de alprostadil y PDE5 en hombres con enfermedad arterial coronaria estable. Los pacientes tenían que haberse sometido a una cirugía de infarto, dilatación de válvula o bypass de arteria coronaria al menos seis meses antes del inicio del tratamiento para la disfunción eréctil.

“El riesgo de un nuevo ataque cardíaco es mayor durante los primeros seis meses, después de lo cual consideramos que la enfermedad de las arterias coronarias es estable”, dice el autor principal Martin Holzmann, profesor adjunto del Departamento de Medicina de Solna, Instituto Karolinska.

El estudio de registro incluyó a 16.500 hombres tratados con inhibidores de la PDE5 y poco menos de 2.000 que recibieron alprostadil.

La investigación muestra que los hombres que recibieron inhibidores de la PDE5 vivieron más tiempo y tuvieron un menor riesgo de nuevo ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, dilatación de válvula y cirugía de bypass que aquéllos que recibieron alprostadil. La protección depende de la dosis, de modo que cuanto más frecuente sea la dosis del inhibidor de la PDE5, menor será el riesgo.

“Esto sugiere que hay una relación causal, pero un estudio de registro no puede responder a esa pregunta”, dice Holzmann. “Es posible que aquellos que recibieron inhibidores de la PDE5 fueran más saludables que los de alprostadil y, por lo tanto, tuvieran un menor riesgo. Para determinar si es el fármaco el que reduce el riesgo, tendríamos que asignar aleatoriamente pacientes a dos grupos, uno que toma PDE5 y otro que no. Los resultados que tenemos ahora nos dan muy buenas razones para embarcarnos en un estudio de este tipo”.

Como los inhibidores de la PDE5 están disponibles por prescripción médica sólo en Suecia, no se pueden comprar sin receta, pero Holzmann espera que los hombres con enfermedad de las arterias coronarias no rehúyan de tocar el asunto con su médico de cabecera.

“Los problemas de potencia son comunes en los hombres mayores y ahora nuestro estudio también muestra que los inhibidores de la PDE5 pueden proteger contra los ataques cardíacos y prolongar la vida”, finaliza.

   

Te puede interesar