Cómo la grasa visceral puede influir en el diagnóstico de Covid-19

SALUD Por Julia VOSCO
Ya sabemos que la gravedad con la que nos enfrentamos a la Covid depende de nuestro estado de salud de partida (cardiopatías, diabetes, enfermedades respiratorias y otras enfermedades inflamatorias), y que también tiene relación con nuestro peso corporal.
siora-photography-Tt3OQof9bko-unsplash-516x315

Si hilamos más fino y hacemos un repaso de los últimos estudios, nos topamos con un dato interesante sobre la grasa visceral… porque no todo es el índice de masa corporal (IMC).

IMC = peso (kg)/talla (m2)

Si nos fijamos, el IMC es un dato que solo toma como referencia nuestro peso y estatura, pero no tiene en cuenta otros factores que son determinantes. Nuestro peso corporal lo podríamos dividir en distintos compartimentos:

Masa grasa
Masa muscular
Tejidos Oseo
Órganos
Agua corporal
Dentro del compartimento de masa grasa podríamos diferenciar entre la:

Grasa periférica
Grasa visceral
La grasa visceral es aquella que se encuentra en la zona del abdomen, rodeando a los órganos internos. Tiene una función de protección, estructural y hormonal y es de vital importancia, ya que está directamente relacionada con nuestra salud. Al rodear a los órganos internos y gozar de poco espacio, si va aumentando puede llegar a infiltrar a los órganos de grasa. Se la relaciona con:

Síndrome metabólico o la resistencia a la insulina
Cardiopatías
Patologias osteoarticulares
Problemas respiratorios 
Hígado graso

Y es que la cantidad de grasa y el tipo de la misma pueden ser determinantes en un peor pronóstico en casos de Covid-19, según recientes estudios. Como ya hemos visto en otras ocasiones, hay estudios que sugieren una asociación entre obesidad y un agravamiento en la sintomatología en casos de esta enfermedad.

Hasta ahora, la investigación se centró exclusivamente en el índice de masa corporal como medida de obesidad. Pero un reciente estudio realizado en Berlín: The role of visceral adiposity in the severity of COVID-19: Highlights from a unicenter cross-sectional pilot study in Germany, demuestra la relación entre el tejido graso visceral y la gravedad de la Covid-19

En el estudio, realizado a 30 pacientes con el virus, de edad media 65,6 ± 13,1 se les realizó TC y se les midió su índice de grasa visceral con el objetivo de investigar si existía correlación entre la grasa visceral y la gravedad de la enfermedad.

El estudio determinó que, un aumento en 10 cm cuadrados en el área de grasa visceral se asocia con:

Una probabilidad 1,37 veces mayor tratamiento en la UCI 
Una probabilidad 1,32 veces mayor de ventilación mecánica 
Para la circunferencia abdominal superior, cada centímetro adicional de circunferencia se asoció con una probabilidad 1,13 veces mayor de tratamiento en la UCI y una probabilidad 1,25 veces mayor de ventilación mecánica. El estudio de prueba sugiere que la grasa visceral y la circunferencia abdominal superior aumentan específicamente la probabilidad de gravedad de COVID-19.

Por lo tanto, la cuantificación basada en TC del tejido adiposo visceral y la circunferencia abdominal superior en las TC de tórax de rutina puede ser una herramienta simple para la evaluación del riesgo en pacientes con COVID-19.

¿Cómo sé si tengo grasa visceral?
Para evaluar la grasa visceral podemos recurrir a varios métodos:

Controlar el perímetro de cintura: + de 88 en mujeres/ + de 102 en hombres
Mediante bioimpedancia
TAC: Tomografía computerizada (la más precisa)

¿Qué hacer para reducir la grasa visceral?
Para reducir la grasa visceral debemos recurrir a un incremento al ejercicio físico y a una mejora de la alimentación. Reducir el consumo de alimentos procesados, azúcar y alcohol, así como priorizar alimentos ricos en fibra como son las verduras, frutas y legumbres.

Estos pequeños cambios nos ayudarán a mejorar nuestro índice de grasa visceral y reducir el riesgo de otras patologías más allá de la cuestión estética.

Te puede interesar