Alimentos ideales y ricos para combatir las caries

POR UNA VIDA MÁS SALUDABLE Por Julia VOSCO
Tienen la capacidad de neutralizar la formación de los ácidos que deterioran al esmalte.
aclaramiento+dental

Lavarse bien los dientes y esquivar las golosinas con exceso de azúcar no son las únicas maneras de evitar las caries. Existen ciertos alimentos que pueden ayudar a nuestra boca a disfrutar de una sonrisa más pura y sin dolores molestos, sin visitas continuas al dentista.

 En nuestra boca, viven diferentes bacterias que se acumulan en los dientes. Estas quedan adheridas como una placa pegajosa, llamada placa bacteriana, que es lo que eliminamos cuando nos cepillamos los dientes.

 "Cuando comemos y tomamos, sobre todo cosas ricas en azúcares, estas bacterias liberan ácidos que disuelven esa capa protectora y liberan minerales del esmalte", explica el odontólogo Dario Toucedo (M.N. 18.897) a Con Bienestar.

 Y continúa: "Eso provoca la descomposición de este tejido, el más duro del diente, y avanza hacia el interior produciendo también lesiones en dentina y en la cámara pulpar".

 El exdocente de la UBA en prótesis fija y removible enumera algunos alimentos que ayudan a producir "disminución en el proceso cariogénico":

La saliva actúa como defensora natural contra la caries, y las frutas y verduras ricas en fibra estimulan esta producción ya que nos "empujan" a masticar más. Este fluido que se produce al morder en reiteradas ocasiones ayuda, por un lado, a eliminar cualquier resto de alimento, y por otro, también neutraliza los ácidos que atacan a nuestros dientes.

Entre los destacados, encontramos la naranja y el kiwi, con su alto contenido en vitamina C ayudan a mantener el colágeno de las encías y evitar así las infecciones. "La zanahoria contiene flúor, que a su vez activa las acciones de las glándulas salivales que cumplen un rol importante en la eliminación de la placa bacteriana", describe Toucedo.

Por otro lado, explica que el apio libera ácido málico que ayuda a limpiar la dentadura, que las legumbres ayudan con el depósito de fósforo, elemento imprescindible para mantener la estructura de los dientes, y que la manzana es rica en fibra y contribuye, por su textura, a la limpieza bucal eliminando bacterias que favorecen ese desarrollo de caries.

Este alimento es fundamental tanto para la salud dental, como para la salud ósea. Es rico en calcio y gracias a la caceína y la proteína de leche, es capaz de restaurar el esmalte, por lo tanto reduce el riesgo de desarrollar caries. Además, contiene pirofosfatos, una sustancia que contribuye a remineralizar el diente aunque haya ácidos.

"La ingesta de yogures y lácteos produce la liberación de calcio y tanto la leche como el queso tienen la capacidad de neutralizar los ácidos que deterioran al esmalte", asegura el especialista.

Una gran noticia, pero ojo, no cualquiera: "No es el chocolate en estado puro sino el que tenga la mayor cantidad de cacao en su porcentaje, entre un 70 y 80 por ciento, y obviamente, si es posible, mejor que sea libre de azúcar", indica Toucedo.

"El cacao contiene una sustancia que se llama teobromina, que produce mucho calcio, gran beneficio para a los huesos, y potasio, que a su vez es el principal agente que se usa para la sensibilidad dentaria", describe y agrega: "Además, está demostrado que libera el tradicional flúor".

Esta infusión posee propiedades antioxidantes, en especial catequinas, que eliminan las bacterias, previenen la formación de sarro y reducen la acidez de la saliva. Es un líquido que no erosiona el esmalte, por lo tanto evita caries y sensibilidad dental.


 

Te puede interesar