Dieta del semáforo”: ¿por qué el índice glucémico es clave para bajar de peso?

DIETAS 28 de febrero de 2019 Por
La dieta del semáforo no se basa en medir las calorías de los platos sino su índice glucémico, es decir, el impacto de un alimento sobre el nivel de azúcar en sangre. Más detalles, en esta nota.
dieta-ktIE-U50694166818K7G-624x385@Ideal-1

A pesar de que al día de hoy existen muchos planes nutricionales que ayudan a llevar una vida y alimentación saludable, hay dietas que no solo se basan en la medición de calorías. Una de ellas es la llamada “semáforo”, que categoriza los alimentos de acuerdo a su índice glucémico.

“El índice glucémico es una herramienta que permite orientarnos sobre el impacto que tendrá el consumo de un alimento en los niveles de azúcar en sangre”, asegura el médico cardiólogo Milton Dan, quien señaló que la obesidad y el sobrepeso no están dadas únicamente por el consumo de calorías en exceso.

En este sentido, se especifica que la “dieta del semáforo” observa cómo los alimentos interfieren en el nivel de azúcar en sangre; aquellos que posean menor índice glucémico contribuirán más rápidamente a bajar de peso.

Siguiendo esta línea, investigadores de la Universidad de Sidney aseguran que los alimentos pueden ser ordenados en tres categorías: índice alto (rojo), índice mediano (amarillo) e índice bajo (verde). “Los carbohidratos son un macronutriente presente en los alimentos. Los tres tipos principales son los simples (azúcares), complejos (almidón) y las fibras. Cuando se ingiere algo con carbohidratos, el cuerpo descompone el azúcar y el almidón, y los transforma en un nuevo tipo de azúcar llamado glucosa, la principal fuente de energía para las células de nuestro organismo. Esta glucosa es la que determinará el índice de cada comida”, explica el especialista.

Y continuó: “La insulina es una hormona que libera el páncreas responsable de regular los niveles de glucosa en sangre. En respuesta a aumentos de glucosa, se requiere insulina y con ella aumenta el almacén de grasa y corta el circuito de saciedad, con lo cual hay más apetito”.

Así, para poder realizar una “dieta del semáforo” de forma equilibrada es necesario combinar alimentos con bajo índice glucémico para que no se dispare el nivel de azúcar en sangre. A su vez, se sugiere incorporar comidas que tengan un componente llamado “almidón resistente”, que se genera cuando es enfriado un alimento que posee carbohidratos complejos. Esto ayuda a dar más saciedad a disminuir su impacto sobre el nivel de azúcar en sangre.

Te puede interesar