Levadura nutricional: el ingrediente sano y rico en proteínas que es típico de la cocina vegana y sabe a queso

NUTRICIÓN Julia VOSCO
6ITB4YQMUZGYXOFL7RASRXLYNI

Sabe a queso, tiene origen vegetal y más de la mitad de su peso es pura proteína. Hablamos de la levadura nutricional, un ingrediente desconocido pero que puede llegar a convertirse en un imprescindible para aquellos que busquen llevar una dieta completa y saludable. Al igual que la levadura de cerveza y la levadura para pan, es una cepa de Saccharomyces cerevisiae y es especial por su intenso sabor umami, que recuerda bastante al queso y a las nueces, siendo el sustituto lácteo perfecto para incluir a nuestros platos.

Aunque en otros países se considera toda una tendencia culinaria, su consumo no está muy extendido en nuestro país, con excepción de las personas que llevan una dieta vegana o vegetariana, o aquellas que necesitan complementos nutricionales para cubrir ciertas deficiencias. Sin embargo, todo el mundo puede llegar a beneficiarse de las propiedades nutricionales de esta levadura. Tal es su contenido en nutrientes que este ingrediente se considera un suplemento alimentario, debido a su aporte en proteínas de alto valor biológico, además de vitaminas, minerales y fibra.

¿Qué es la levadura nutricional?
La levadura nutricional (Saccharomyces cerevisiae) es una forma inactiva de levadura que se utiliza principalmente como condimento o suplemento alimenticio. Este ingrediente se extrae de la fermentación de la melaza de la caña de azúcar y la remolacha. Una vez extraída, pasa a ser cuidadosamente secada por debajo de los 50 – 60 °C, para no destruir sus principales nutrientes: las vitaminas y proteínas. Luego, se deja fermentar durante 7 días y se somete a un procedimiento de pasteurización que la convierte en inactiva. Actualmente, se comercializa en polvo, copos e incluso cápsulas. Por lo tanto, no se trata de un producto artificial derivado de ningún proceso industrial, sino uno totalmente natural y, además, con grandes beneficios.

Una proteína vegetal completa

La proteína es uno de los tres principales macronutrientes que nuestro organismo necesita para funcionar. Su cometido es ayudar al cuerpo a reparar células y producir nuevas, así como promover el crecimiento y el desarrollo muscular. Es fundamental que nuestra alimentación incluya la proteína, pero tenemos que tener en cuenta que no todas las proteínas son iguales. Dependiendo del alimento, esta puede ser completa o incompleta.

Las proteínas completas son aquellas que poseen todos los aminoácidos esenciales en cantidades suficientes. Estos son aquellos que el cuerpo no puede producir y que, por lo tanto, deben proceder de la dieta. Los alimentos con proteínas incompletas necesitan de otros ingredientes para que el cuerpo los absorba y pueda aprovechar sus beneficios. Los 9 aminoácidos esenciales son: histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina, según Medline Plus.

Los alimentos de origen animal son proteínas completas, algunos como la carne roja, la carne de ave, el pescado, los huevos, la leche, el queso o el yogur. Sin embargo, también hay proteínas vegetales que son completas. Es el caso de la soja y sus derivados, los garbanzos, algunos tipos de alubias, los pistachos, la quinoa, las semillas de cáñamo o el amaranto. También lo es la levadura nutricional, que constituye una excelente fuente de proteínas completas, con 53,33 gramos por cada 100 de producto, es decir, más de la mitad de su peso. Además, este ingrediente atesora todos los aminoácidos esenciales. Estas propiedades hacen que sea un complemento alimenticio fantástico para deportistas, veganos, vegetarianos o cualquier persona que desee seguir una dieta saludable y alta en proteína.

Propiedades nutricionales de la levadura nutricional
Además de ser rica en proteínas y contener todos los aminoácidos esenciales, este ingrediente es rico en vitaminas del grupo B, exceptuando la B12. Gracias a este aporte extra de vitamina B, la levadura nutricional ayuda al buen funcionamiento del sistema inmunológico del organismo. Gracias a su alto contenido en probióticos y fibra, se ha demostrado que tiene efectos positivos en la flora intestinal y en la digestión y ayuda a controlar los niveles de colesterol en sangre.

Por cada 100 gramos de levadura nutricional se obtienen alrededor de 344 kilocalorías, 51 gramos de proteínas, 4 gramos de grasas, 37 gramos de carbohidratos y 22 gramos de fibra. Sin embargo, este contenido nutricional puede variar según el fabricante.

La levadura nutricional en la cocina
Uno de los mayores valores de este ingrediente es su curioso sabor: la levadura nutricional tiene un sabor salado que recuerda mucho al queso, en particular al parmesano. Este increíble sabor es el que convierte este ingrediente en un aliado fundamental para aquellos que lleven una dieta vegana o no puedan comer leche y sus derivados.

Así, este ingrediente se puede utilizar para saborizar toda clase de platos, ya sea en su formato rallado o en polvo. Pero, además, también se puede utilizar como espesante de aderezos, guisos y salsas o como ingrediente extra en sopas, purés, lasañas o pastas. Este ingrediente también se puede añadir a platos de verduras, para un extra de proteínas y también de sabor, dándole a estos vegetales un toque extra. En los platos veganos, esta levadura puede sustituir al queso en polvo, de hecho también se gratina, aportando un interesante abanico de sensaciones al paladar.

Fuente: Infobae

Te puede interesar
Lo más visto