Adiós a la mala fama de las papas: esta es la forma saludable de cocinarlas

NUTRICIÓN Por Carola LEVI
ZSTI3L6KLRARVCAWMMA2YNO5B4

Las papas son verduras cuyo consumo se asocia con engordar o con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, obesidad o diabetes y, aunque posiblemente no tengan los mismos beneficios para la salud que otras verduras, los efectos poco saludables que se les atribuyen se deberían en realidad a la forma en las que se preparan (fritas o añadiéndoles productos grasos) y a otros alimentos a los que acompañan.

Un estudio, publicado en la revista Diabetes Care, mostró que las personas que consumen papas hervidas tienen un 21% menos riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en comparación con las que incluyen muy pocas verduras en su dieta diaria.

“Cuando separamos las papas hervidas del puré de papas o las papas fritas, las hervidas ya no se asociaron con un mayor riesgo de diabetes: tuvieron un efecto nulo”, declaró Pratik Pokharel, de la Universidad Edith Cowan de Australia y uno de los autores del estudio. Y añadió: “Reemplazar los granos refinados como el arroz blanco y la pasta por papas puede mejorar la calidad de su dieta debido a la fibra y otros nutrientes que se encuentran en las papas”.

“En estudios anteriores, las papas se han relacionado con la incidencia de diabetes, independientemente de cómo se preparen, pero descubrimos que eso no es cierto”, dijo en un comunicado que difundió tras la investigación. El especialista agregó: “En nuestro estudio pudimos distinguir entre los diferentes métodos de preparación”.

Papas hervidas: fuente de fibra y carbohidratos de calidad
El estudio fue realizado por la citada universidad australiana que analizó los datos de 54.000 personas que proporcionaron información sobre su ingesta para un proyecto de investigación a largo plazo llamado Estudio de dieta, cáncer y salud. Durante un período de seguimiento de más de 16 años, se detectaron 7.695 casos de diabetes tipo 2. El análisis también mostró que los participantes que consumían menos papas tenían un 9% más de riesgo de diabetes tipo 2.

Pokharel afirmó que los patrones dietéticos de las personas son la clave: “En nuestro estudio, las personas que comieron más papas también consumieron más manteca, carne roja y refrescos, alimentos que se sabe que aumentan el riesgo de diabetes tipo 2. En cuanto a las papas hervidas consumidas sin esos alimentos, ya no están asociadas con la diabetes. Son solo las fritas y el puré, este último probablemente porque generalmente se hace con manteca o crema”.

Según Pokharel los resultados del estudio indican que las verduras podrían desempeñar un papel fundamental en la disminución de los casos de diabetes tipo 2 porque revelaron que las personas que consumían muchas verduras de hoja verde y verduras crucíferas como las espinacas, el brócoli, la coliflor o la lechuga tenían un riesgo significativamente menor de desarrollar esta enfermedad. “El hallazgo de que las verduras reducen el riesgo de diabetes es crucial para las recomendaciones de salud pública y no debemos ignorarlo”, dijo.

La conclusión acerca de las papas
“En cuanto a las papas, no podemos decir que tengan un beneficio en términos de diabetes tipo 2, pero tampoco son malas si se preparan de manera saludable. Deberíamos separar las papas y otras verduras con respecto a los mensajes sobre la prevención de enfermedades”, expresó.

Pokharel indicó que se debe aconsejar a la población que aumente su consumo de vegetales, y que podrían incluir papas, siempre que no vayan acompañadas de alimentos poco saludables, como la manteca, la crema y el aceite.

“La gente habla de que los carbohidratos son malos, pero se trata más del tipo de carbohidratos que consumís. En comparación con algo como el arroz blanco, las papas hervidas son una buena calidad de carbohidratos. Solo hay que tener cuidado de cómo se las prepara: no comerlas fritas ni en puré con extras todo el tiempo y simplemente hervirlas y comerlas como otras verduras”.

Fuente: TN

Te puede interesar