El durazno es el alimento que más alergias provoca en los niños

SER PADRES Por Amalia Pinto
MMPB2TYLJBDLVNXDT7KYV46YRU

Las alergias alimentarias son más comunes de lo que creemos y los niños suelen ser los más afectados. Por eso, y ante un aumento de consultas pediátricas en Europa, especialistas de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP), informaron que el durazno es el alimento que más alergias a LTP (Lipid Transfer Protein por sus siglas en inglés) provoca en niños, seguido por nueces y avellanas.

En general, los chicos con alguna alergia alimentaria suelen debutar con dos o más síntomas, tales como vómitos, reflujo, diarreas y/o deposiciones con moco y sangre. La condición puede también afectar la piel, presentándose con eczemas importantes, urticarias o edemas en labios y párpados. Con menor frecuencia, algunos niños pueden presentar una reacción alérgica severa con riesgo potencial de muerte, denominada anafilaxia.

Alergia a LTP: qué la provoca
La alergia a LTP está principalmente provocada por frutas, vegetales, legumbres, nueces o cereales. En tanto, la LTP (la proteína responsable de la reactividad cruzada a distintos tipos de alimentos) está más presente en la piel o cáscara de las frutas.

Según los especialistas, las primeras señales suelen aparecer en la piel de los niños, con picazón o hinchazón. También pueden presentarse síntomas digestivos y respiratorios como la sensación de ahogo o falta de aire.

Cómo evitar estas alergias en los niños
Laura Valdesoiro Navarrete, coordinadora del Grupo de Trabajo de Alergias Alimentarias de la SEICAP, le explicó a SabervivirTVE: “Es muy importante en estos pacientes intentar evitar el contacto con la piel de la fruta, pues eso facilita el desarrollo de la alergia”.

En ese sentido, la especialista añadió: “Cuando la alergia ya existe, se puede valorar la inducción de tolerancia oral al alimento o preparados comerciales de LTP, en función de las características del paciente”.

Otra manera de prevenir estas alergias es la vacunación. “La inmunoterapia específica a alimentos ofrece resultados prometedores para tratar la alergia a la LTP, tanto en frutos secos como en frutas y vegetales. Debe hacerse un completo estudio alergológico para individualizar el tratamiento”, explicó.

Otros alimentos que pueden provocar alergias en bebés y niños
Leche de vaca: Se manifiesta regularmente durante el primer año de vida, cuando se sustituye la leche materna por una fórmula adaptada de leche de vaca. Se diagnostica mediante la detección de la inmunoglobulina E específica contra la leche y sus proteínas, a través de pruebas cutáneas y análisis de sangre.

Huevo: Suele aparecer la primera vez que se come la clara del huevo, que produce más alergia que la yema debido a que la cantidad de proteínas que contiene es superior. Los síntomas de una alergia al huevo suelen aparecer de forma inmediata o dentro de la siguiente hora tras haber consumido el alimento.

Legumbres: Son aquellas plantas cuyos frutos se encuentran encerrados en vainas, e incluyen las lentejas, la soja, los garbanzos, y los maníes, aunque éstos últimos se consideran como frutos secos. La alergia a las legumbres es frecuente en la infancia, pero en la mayoría de los casos desaparece en la vida adulta. Es importante que si se tiene alergia a la soja, se revisen con cuidado las etiquetas de los alimentos que se consumen.

Pescado: Aparece durante el primer o segundo año de vida. Se puede tener alergia a un solo tipo de pescado o a todos en general. A diferencia de la alergia a la leche o al huevo, la alergia al pescado puede durar décadas o toda la vida.
Frutos secos: Después de los 3 o 4 años es una de las alergias alimentarias más frecuentes. Los frutos secos que dan alergia suelen ser los maníes, las nueces, las almendras y las avellanas, porque son los que más se consumen.

Mariscos: Es diferente a la alergia al pescado porque son alimentos distintos. Que alguien presente alergia a los mariscos no significa necesariamente que también se tenga alergia al pescado o viceversa, aunque existen casos en los que se presentan ambas alergias.
Cereales: Además de la celiaquía, que es la intolerancia al gluten y que es ocasionada por una proteína presente en cereales como trigo, centeno, cebada y avena, los cereales pueden ocasionar alergia. Puede presentarse frente a un solo cereal, a varios o a todos. En el caso de que un niño tenga alergia a la avena, también hay que prestar atención a los productos de higiene, ya que también se usa en la elaboración de algunos jabones y cremas.

Fuennte: TN

Te puede interesar