A qué edad los niños pueden comenzar a correr

SER PADRES Por Carola LEVI
Nios-correr

Los niños y el running
Los niños copian lo que hacen los mayores, sobre todos los padres. Por ello, si los adultos son deportistas, lo más probable es que los hijos también lo sean y desde edades muy tempranas. Quizás, el padre o madre sale a correr al parque y el hijo quiere acompañarlo. Es importante que los adultos estén preparados para inmiscuir al niño en esta actividad o cualquier otra.

Correr para un pequeño ha de ser como un juego, ya que no hay una presión ni un motivo para sentirse valorado. Es más fácil que pueda empezar a correr si no lo obligamos o dejamos que lo haga a su manera. Si has decidido salir a correr, como primera medida habría que considerar que ellos no irán al mismo ritmo. Seremos nosotros quien debemos esperarlos y minimizar la velocidad. No hay que tomarlo como una sesión de entrenamiento, más bien como una diversión.

Es bueno que los pequeños reciban una devolución positiva por parte de los padres, quienes tendrán que comprender que no son adultos y que cuentan con características diferentes a tener en cuenta. Dentro de los beneficios del running para niños, se puede destacar que fortalece los huesos, evita la obesidad infantil, reduce la hiperactividad, mejora el control de la glucosa y estimula el ritmo cardiaco y respiratorio.

Los niños pueden correr, pero no como una actividad profesional y teniendo en cuenta su edad y habilidades. Los niños menores de 5 años no deben de realizar ningún tipo de entrenamiento específico, lo que incluye el running. El motivo es que su cuerpo no está lo suficientemente maduro. Si bien, estos niños son más flexibles, también son propensos a sufrir lesiones. Incluso no están preparados mentalmente para seguir indicaciones sobre los movimientos correctos.

A partir de los 5 años, los pediatras indican que los niños ya tienen capacidad para empezar a correr a nivel cognitivo y físico. Pero aún son pequeños para que entrenar. Una vez que el niño ha cumplido los 8 años, es probable que empiece a correr de forma más alocada, ya que en ese momento tiene total comprensión del cuerpo y el espacio que lo rodea. Pero no tiene la capacidad para medir fuerzas y quizás se esfuerce demasiado. Es a partir de los 12 años que se aconseja que comience a correr, ya que se ha desarrollado lo suficiente para apuntarse en una carrera de 2 o 5 km.

Es importante mantener nuestras expectativas ajenas a la actividad deportiva de los hijos. Así que habría que apoyarlos y evitar presiones para que el niño disfrute lo que está haciendo.

Te puede interesar