Nueve startups argentinas buscan revolucionar el rubro de la Biotecnología

TECNOLOGÍA Por Gastón PEDRAZA
2HU3AP5EO5FQLFGHOXNQRUX3HY

La biotecnología es una disciplina bastante nueva que abarca muchas otras ciencias. Consiste en toda aplicación tecnológica que utilice sistemas biológicos u organismos vivos o sus derivados para la creación o modificación de productos o procesos para usos específicos. Y de la mano de los desarrollos digitales, está en plena expansión. Los resultados de sus investigaciones impactan directamente en la medicina, la farmacología, la industria alimentaria y todo lo relacionado con el cuidado del ambiente.

BioArgentina 2021 es el octavo encuentro anual de la Cámara Argentina de Biotecnología (CAB) donde se reunieron y expusieron representantes de diferentes startups que se dedican a generar ideas innovadoras en el campo de esta especialidad y que tendrán impacto global, tanto en el país como en el resto del planeta.

“La innovación conduce al crecimiento económico, puede promover la salud global y combatir la pobreza, pero la velocidad y el acceso a esto depende de las instituciones sociales”, aseguró Michael Kremer, ganador del Premio Nobel de Economía en 2019, profesor y director del Laboratorio de Innovación para el Desarrollo de la Universidad de Chicago. Invitado especialmente a este encuentro hizo hincapié en una definición amplia de innovación que abarca no solo tecnologías, sino también políticas y nuevas herramientas.

Qué es una startup biotecnológica
Las ‘startups’ buscan la innovación constante. Son proyectos de emprendedores que saben aprovechar la oportunidad que presentan las nuevas tecnologías digitales ligadas a una idea novedosa de negocio.

Durante la edición BioArgentina Virtual 2021, se presentaron nueve startups biotecnológicas argentinas. Cada una de ellas aportó un producto de su invención que podrá contribuir a generar un futuro más sostenible en distintos campos que aportarán a la salud y el bienestar de todos.

Estos son las innovaciones que se presentaron este año:

Una plataforma de fermentación de precisión para mejorar alimentos de origen vegetal, destinada a potenciar la industria de proteínas alternativas (Food 4 you).
Una secuenciación genómica con potenciales aplicaciones en medicina y agricultura de precisión (ArgentTag).
La utilización de moléculas de cultivos perennes para aplicarlas a los sistemas de producción de cultivos anuales (Infira).
Un kit autoadministrado de bajo costo que detecta posibles problemas de infertilidad causados por el desbalance de microbioma femenino (Microgénesis).
Aislamiento de microorganismos extremófilos para potenciar la agricultura de manera sustentable (CKapur).
El uso de la biología sintética y la edición génica para desarrollar cultivos resistentes a herbicidas (Bioheuris).
El empleo de nanotecnología para el área de diagnósticos en salud humana y veterinaria, destacada por haber desarrollado un test molecular para detección del virus SARS-CoV2 (Chentest).
Un desarrollo de tratamientos innovadores para enfermedades poco frecuentes, como el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) y que sirvió de base para la creación del suero equino hiperinmune que se utilizó para el tratamiento de pacientes de COVID-19 (Inmunova).
El “entrenamiento” de abejas para potenciar la polinización y transformar la agricultura hacia formas más sustentables (Beeflow).

En el campo de la biotecnología, se ha avanzado muchísimo y, a la vez, todo está en desarrollo. El gran objetivo es unir el conocimiento científico con las últimas tendencias en desarrollos digitales para mejorar, potenciar y cuidar la biodiversidad en todo el planeta.

Fuente: TN

Te puede interesar