¿El exceso de ejercicio puede repercutir en los riñones?

SALUD Por Carola LEVI
Deportista-con-malestar

El ser fitness, es sin duda un estilo que muchas personas desean llevar. Pero como toda en la vida, debe realizarse con medida, ya que de lo contrario, podría ocasionar daños graves a la salud que en ciertos casos resultan irreversibles. Especialistas del Hospital Houston Methodist alertan sobre la rabdomiólisis, la cual es la descomposición del tejido muscular que ocasiona la liberación de los contenidos de las fibras musculares en la sangre. Esta sustancia resulta dañina para el riñón y con frecuencia puede causar daño renal.

Qué dicen los especialistas
De acuerdo con expertos, la rabdomiólisis es un riesgo raro que puede llegar a presentarse si se realizan ejercicios de alta intensidad. De acuerdo con el Dr. Vijay Jotwani, médico especialista en Medicina del Deporte del Hospital de Houston Methodist, siempre estamos tentados a superar el límite. Sin embargo, hay que tener cuidado al exponernos a una actividad excesiva.

Cuando realizamos ejercicio, siempre pensamos en estar listos para el siguiente paso, lo que nos lleva a forzar el cuerpo más allá del punto del dolor. En el caso de la rabdomiólisis, el dolor suele ser superior al que se siente tras una rutina de ejercicios, ya que viene acompañado de hinchazón de los músculos y, además, al orinar puede presentar orina de color oscuro debido a la mioglobina, que es la proteína de los músculos que han logrado traspasar al torrente sanguíneo y los riñones se encuentran trabajando con mayor dificultad para poder desecharla.

De acuerdo con el Dr. Vijay Jotwani, la forma más fácil de evitar la rabdo es escuchar al cuerpo. Así que habría que incrementar la intensidad del ejercicio de manera gradual y darse tiempo de recuperación de los entrenamientos duros o competencias intensas. Esto es importante cuando recién comienzas o estás retomando después de una lesión.

Mantenerse hidratado. El daño renal se vincula con el rabdo que proviene de la proteína muscular y la deshidratación. Así que asegúrate de hidratarte de manera adecuada antes de iniciar el entrenamiento. Ahora que si has tenido un entrenamiento muy pesado, no dejes de hidratarte posteriormente. En caso de tener dolor muscular extremo, lo recomendable es buscar ayuda de un especialista de manera inmediata.

Así que recuerda que mantenerse en forma tras un ejercicio no significa que ejercitarse como loco, más bien es ir de la mano de un entrenador personal calificado, ejecutar la técnica correcta y realizar el tiempo adecuado para evitar problemas a futuro.

Te puede interesar