La ciencia lo confirma: reír es beneficioso para tu salud

NOTICIAS DE INTERÉS Por Carola LEVI
Hoy se celebra el Día Mundia de la Sonrisa.
blog-reir-previene-infartos-de-corazon

Muchas personas sonreirán hoy al mirar el calendario, pues es viernes... pero hay más motivos para hacerlo, y es que cada 2 de octubre, se celebra el Día Mundial de la Sonrisa, instaurado por el artista Harvey Ball, creador del famoso Smiley Face. Y es que tener una actitud optimista frente a la vida y sonreír puede traernos muchos beneficios que tal vez desconocemos. "En general nos gusta estar con gente que sonríe. Si estamos con personas que no nos recompensan con una sonrisa y su presencia está acompañada de indiferencia o enfados, y esto de manera constante, nos irá minando nuestro estado de ánimo y poco a poco conducir a sentimientos de tristeza y depresión. En realidad, nuestro bienestar emocional, cómo sentimos y cómo nos comportamos va a depender enormemente de las pocas personas con las que pasamos más tiempo. Por lo tanto, para nuestro bienestar personal, es una decisión inteligente elegir con qué personas pasamos más tiempo. 

Las personas que sonríen a menudo suelen tener tres características:

-Son más extrovertidos.
-Tienen mayor confianza
-Suelen tener menos niveles de ansiedad, aunque en esto último puede haber mayor variabilidad.

Los múltiples beneficios de la risa
Lo que está claro es que sonreír tiene beneficios, tanto para el que sonríe como para el que recibe la sonrisa. "El mayor beneficio de sonreír es que vamos a facilitar enormemente el contacto social. A muy pocas personas les gusta estar con alguien serio o triste todo el tiempo. En general. nos gustan que nos levanten el ánimo con una sonrisa y también nos sentimos bien cuando somos capaces de hacer reír a otros. Esto es recompensante para nosotros. Y lo contrario también es verdad, cuando no conseguimos que la otra persona sonría tenemos la sensación de frustración", nos cuenta el doctor José Antonio López Moreno, neuropsicólogo de la Universidad Complutense de Madrid, que añade que los beneficios de sonreír y reír no solamente se limitan a aspectos observables. "Nuestro estado de ánimo está controlado también por sustancias químicas dentro de nuestro cerebro. Incluso solamente la anticipación de encontrarnos con alguien que nos hace reír también parece estar regulado por algunos de estas sustancias químicas.

¿Cuestión genética?
Hay personas, por el contrario, que suelen tener el rictus serio. Le preguntamos al doctor si con la sonrisa se nace o la sonrisa se hace con el paso de los años. "La sonrisa es una de las emociones básicas más importantes. Ya incluso Charles Darwin, el autor que es conocido por la teoría de la evolución, publicó trabajos científicos sobre las emociones. Los humanos nacemos preprogramados para imitar, la tendencia a imitar es innata, genética. Por lo tanto, en la sonrisa y en el reír se unen dos aspectos: los de personalidad, que también suelen ser genéticos, y los del entorno, nuestra tendencia a imitar. Una prueba de la importancia del entorno es que en la cultura occidental encuentran más bonita la sonrisa con la boca más abierta, mostrando más los dientes, mientras que los asiáticos, por ejemplo, chinos y japoneses, encuentran más bonita la sonrisa donde el labio superior no suba tanto y muestre los dientes", nos cuenta. Por otro lado, recalca que es interesante observar a las caras de las personas en “modo neutro”. "Los labios de algunas personas forman una W (las comisuras de los labios acaban hacia arriba) y otros forman una M (las comisuras de los labios acaban hacia abajo)".

¿Hay distintos tipos de sonrisa?
El experto considera que así es, en tanto en cuanto la sonrisa es una herramienta esencial en nuestro modo de comunicarnos con los demás. "Manipulamos nuestra sonrisa de acuerdo con el mensaje que queremos transmitir. Y esto es muy útil. De manera general, ante la incongruencia entre los que nos dicen y las señales no verbales, vamos a creernos la información no verbal. Sin embargo, a nivel biológico los músculos y las áreas cerebrales implicadas en el control de los músculos de la risa son los mismos", nos dice. 

La risa como terapia
¿Puede haber un efecto casi terapéutico en la risa que nos pueda ayudar a sobrellevar una situación complicada? El doctor afirma que así es, y da algunos tips sencillos que podemos aplicar en nuestro día a día que nos van a ayudar a lograr llevar mejor ciertas situaciones.

-Planifica momentos en el día en el que hagas algo que te guste hacer: es, sin duda tu momento. Escuchar música, bailar, hacer yoga, leer, pasear... Cualquier actividad que te haga mantenerte enfocado y tranquilo. Pequeños momentos de tranquilidad que te relajen y te hagan sentir bien.

-No te aísles del mundo. Precisamente vivimos una situación complicada en la que se nos pide reducir el contacto social. Pero es algo temporal. Disfrutar de una cerveza con los seres queridos, una charla o pasar un rato distendido puede ayudar a despejar la mente y mantenerte enfocado. Recuerda, eso sí, que ello siempre debemos realizarlo con moderación y cumpliendo escrupulosamente las medidas de seguridad actuales, y si no puede ser de forma presencial, siempre nos quedará la tecnología, que nos ayuda a estar más cerca.

-Focalízate en lo que puedes controlar. Hay cosas que se escapan de nuestro control. Desde las decisiones de los que nos mandan a cómo los demás se van a comportar ante lo que está ocurriendo. Sin embargo, algo sí que está en nuestras manos: decidir cómo nos puede afectar. Está en nuestra mano decidir la reacción que vamos a tener. Toma la decisión de fijarte cuando tu humor está cambiando por cosas que no están bajo tu control y de elegir las actividades y pensamientos que te hacen sentir bien.

Te puede interesar