Últimas publicaciones

Cinco consejos para darle la teta al bebé

SER PADRES Camila MARTINEZ
SADSC5DMSNEV3E735CIMM3YRGQ

La lactancia es una tarea que refleja el esfuerzo diario que realizan las mujeres y las familias que las acompañan para brindarle todos los nutrientes necesarios al nuevo miembro del hogar.

“La leche materna es el mejor alimento para el recién nacido. Lo defiende contra las enfermedades infecciosas, le brinda nutrientes de forma natural, le permite recuperar peso, crecer más saludablemente, desarrollar una mejor relación con su progenitora y tener un mejor rendimiento intelectual y emocional a futuro, al igual que una mayor salud física”, sostiene el doctor Darío Didia (M.N. 69.333), jefe de la División Obstetricia del Hospital de Clínicas de la UBA.

Los especialistas sugieren que, durante los primeros seis meses de vida, la leche materna sea el único alimento del bebé y la de fórmula sea ingerida solo secundariamente y por indicación médica.

El amamantamiento otorga beneficios también a la persona progenitora, aun aquella que cuenta con prótesis mamarias, siempre que estén sanas. “Amamantar disminuye la molestia de tener las mamas cargadas, los riesgos de retención de leche y de tener cáncer”, afirma Didia.

Sin embargo, se presentan de forma frecuente ciertos obstáculos para amamantar. Uno de ellos está asociado al trabajo.

El permiso de lactancia
“Lo ideal es que se pueda dar la teta en un ambiente tranquilo, cómodo y en soledad, pero la mayoría de los lugares de trabajo no están preparados. Esto constituye la mayor causa de pasaje de la lactancia materna a la de mamadera”, reconoce el especialista.

La misma preocupación alcanza una escala internacional. El lema de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2023, según difunde la OMS, tiene que ver con “hacer posible amamantar y trabajar”. La organización difunde que “más de quinientos millones de mujeres trabajadoras no se benefician de prestaciones de maternidad básicas y muchas se encuentran sin apoyos cuando se reincorporan al trabajo”.

En este contexto, Didia afirma que “la extracción previa a salir a trabajar es una buena opción para que la criatura pueda tomar la leche materna, teniendo en cuenta que durante la lactancia no hace falta siempre estar en contacto con quien le dio a luz”.

Otros motivos frecuentes por los que se deja de amamantar están asociados a la presencia de:

Grietas de pezón.
Infecciones.
Abscesos mamarios.

“Dejar de dar la teta es peor. Cuando el pezón no sobresale, se hace un masaje extendiendo la areola o se pueden usar pezoneras. Cuando la piel está herida, se puede aplicar una crema cicatrizante protectora (indicada en la consulta médica) o la leche misma luego de amamantar dado que actúa como cicatrizante. La peor complicación es el absceso de mama que es una infección y en ocasiones es necesario el drenaje quirúrgico”, explica Didia.

A lo largo de 2022, del total de personas gestantes que se atendieron en el Clínicas, solo el 14% consultó sobre la lactancia materna antes de dar a luz. Es por eso que desde el servicio se busca intensificar la promoción de la lactancia para que sea precoz y la única forma de alimentación del recién nacido.

Sugerencias para amamantar
Posición: succionar la mama es un acto reflejo. Si no pasa puede ser porque la posición del bebé no es la correcta. Lo ideal es tener la espalda recta al amamantar, que la mama caiga sobre el bebé y que el pezón esté en contacto con el labio superior o la hendidura del labio superior del bebé. Se sugiere que el resto del cuerpo del bebé pase por debajo del brazo de la madre.

Alternancia: se debe ir cambiando de una mama a otra. Comenzar por una teta y, en la siguiente toma, retomar con la última que se utilizó o, en caso de no recordarlo, con la mama que esté más dura.

Extracción: se hace de modo manual o con sacaleches manual o mecánico. Primero conviene ablandar la mama, si es posible con paños tibios o en la ducha. Para calentar la leche hay que hacerlo a baño María, así no pierde sus propiedades.

Alimentación e hidratación: es aconsejable que la persona que dé la teta ingiera líquido frecuentemente a lo largo del día. La ingesta de café no es recomendable porque excita al bebé. También deben evitarse el alcohol y el consumo de tabaco. Se cree que las bebidas con gas dan cólicos al bebé, pero es solo un mito. El cólico puede tener que ver con el desarrollo intestinal del chico o por reflujo.

Duración: lo ideal es amamantar durante 2 años. La mama funciona en la medida que se estimula. Cuando se intercala con leche de fórmula, disminuye la cantidad de producción de leche. De todas maneras, a veces no se produce la cantidad de leche suficiente en personas bien nutridas e hidratadas y no tiene que ver con el tamaño de las mamas ni la alimentación

Fuente: TN

   

Te puede interesar
Lo más visto