Saludynutricion Saludynutricion

Músculos para una vida saludable o para el espejo: una elección a la hora de entrenar

NOTICIAS DE INTERÉS Rosario CALVO
A27L4AXFOJDAJFQ2YJQWCHBYSQ

El entrenamiento funcional es un tipo de práctica que busca conseguir una rutina de ejercicios que sea útil para cualquier persona, sea deportista o no, y que le ayude a estar en forma para su día a día. “En los últimos años, fuimos dejando lentamente los ejercicios analíticos, propios del culturismo, para volver a los ejercicios funcionales, ejercicios con foco en el rendimiento físico y no en inflar los músculos para la foto”, señaló el Licenciado en Educación Física, Germán Laurora.

“La tendencia parece decir que el entrenamiento que nos prepara para empujar el auto en una situación de emergencia, supera al entrenamiento que nos prepara para una linda foto en Instagram, que el que nos prepara para subir el lavarropas dos pisos por escalera en una mudanza, supera al entrenamiento que nos prepara para desplegar los dorsales en un boliche cual pavo real en acto de cortejo”, explicó.

Laurora indicó: “Ahora bien, ¿Estamos viviendo realmente un cambio profundo en la forma de entrenar la fuerza? ¿Las grandes estrellas del culturismo sólo realizaban ejercicios analíticos? ¿Las máximas figuras del Crossfit no tienen espejos en sus casas? Unas pocas imágenes dicen mucho más que mil palabras”.

“Los apasionados del entrenamiento de la fuerza, seguiremos el camino iniciado por Charles Atlas y Steve Reeves, seguiremos luchando contra la gravedad, seguiremos levantando cargas, seguiremos aprendiendo (y empujando el auto de algún desfavorecido, luciéndonos con el mueble más pesado en una mudanza o subiendo fotos de nuestros biceps a Instagram)”, dijo Laurora, quien es coordinador de programas de entrenamiento en Megatlon.

¿Qué es y qué características tiene el entrenamiento funcional?
Se trata de un método de entrenamiento enfocado en ayudar a la persona a llevar a cabo sus tareas cotidianas, a la vez que mejora el rendimiento y minimiza el riesgo de lesionarse. El entrenamiento funcional está cada vez más usado por entrenadores, preparadores físicos y deportistas.

El entrenamiento funcional pretende trabajar los músculos mediante la imitación de movimientos cotidianos o gestos deportivos específicos. En base a esto, cada rutina de entrenamiento funcional debe estar individualizada y focalizada para cada persona, su disciplina deportiva y sus características específicas.

Esto significa que los ejercicios del entrenamiento funcional se basan, antes que nada, en la utilidad para cualquier tipo de persona, da igual cual sea su condición física. Otro factor importante a considerar cuando se empieza con el entrenamiento funcional es que se trabajan todos los músculos del cuerpo.

Entre los ejercicios funcionales se encuentran las sentadillas, la fuerza de brazos y la rotación del tronco, mientras que entre sus beneficios se encuentra que mejora la postura del cuerpo y la estabilidad y también desarrolla y ejercita la coordinación, agilidad, velocidad, flexibilidad y resistencia.

De Charles Atlas a Rich Froning
El flaco Ángelo Siciliano, con 16 años, invitó a una bella muchacha a pasar la tarde en la playa de Coney Island. La soleada cita marchaba muy bien para el joven italiano residente en Brooklyn, hasta que un fortachón, que estaba en la misma playa, se preguntó “¿Qué hace este debilucho con esta hermosa mujer?”, se acercó a Ángelo y le arrojó arena en la cara.

Siciliano no pude enfrentar al descarado forzudo y esto lo apenó terriblemente. Se juró a sí mismo que nunca pasaría por una situación similar. Su entrenamiento de fuerza, con la mira puesta en el desarrollo muscular, comenzó al poco tiempo. Pesas y ejercicios con el propio peso del cuerpo transformaron a Ángelo Siciliano en Charles Atlas, primera gran figura del fitness mundial.

Charles, que había iniciado sus entrenamientos con un objetivo motor, desarrollar su musculatura para ganar fuerza y poder defenderse, rápidamente se dio cuenta de que podría aprovechar la buena figura que reflejaba su espejo para ganar algunos billetes. Luego de algunas incursiones como hombre forzudo en el mundo del espectáculo, Atlas se convirtió en el modelo masculino preferido de prestigiosos escultores de Nueva York. En 1922, fue elegido el hombre con el físico más perfecto del mundo por la revista “Physical Culture” ganando un premio de 1.000 dólares.

Con ese dinero, Charles Atlas desarrolló un gran emprendimiento: el curso de ejercicios físicos por correspondencia más vendido de la historia. La idea del desarrollo físico con fines funcionales y estéticos, había llegado a las grandes masas. Hombres de todo el mundo realizaban las sentadillas, las flexiones de brazos y los ejercicios isométricos que Charles les indicaba en sus correos.

La aparición de Steve Reeves
El 21 de enero de 1926, poco tiempo después de que Chales Atlas lanzara su famoso curso por correspondencia, el encargado de llevar al culturismo a las grandes masas, Steve Reeves, dijo presente en este mundo.

Steve, que a los 10 años de edad se había mudado de Montana a California, se inició en el entrenamiento con pesas en Castlemont, su escuela secundaria. Los gimnasios de Jack LaLanne y de Ed Yarick, cercanos a su radio de acción, fueron los centros de entrenamiento en los que Steve comenzó a vivir el culturismo. En 1944, Reeves terminó la secundaria y se enlistó en la Armada de Estados Unidos. Rápidamente fue enviado a luchar a Filipinas, lugar en el que, entre otras cosas, obtuvo condecoraciones de guerra, pero también malaria.

Al concluir la guerra, volvió a entrenar con Ed Yarick. Tres religiosas sesiones semanales de entrenamiento, un conjunto de ejercicios que no dejaba músculo sin tocar, múltiples series de múltiples repeticiones, pausas y charlas reducidas, prepararon a Reeves para las primeras grandes competencias. En 1947, ganó su primer gran premio, Mr. América. En 1950, luego de siete duras semanas de entrenamiento bajo la supervisión de John Grimek, Steve ganó la segunda disputa de Mr. Universo. El curl de bíceps en banco inclinado (Ed Yarick se atribuye la incorporación de este banco en la sala de musculación), el remo con cable y la sentadilla fueron sus ejercicios favoritos en la preparación para el gran título.

Del culturismo al cine
El flamante Mr. Universo rápidamente se retiró de las competencias de culturismo para pasar al tentador mundo del cine. El péplum, género fílmico que recrea la antigüedad greco-romana, trasladó a Steve Reeves a Italia para convertirlo en su máxima estrella. En 1958, la película “Los trabajos de Hércules” pone a Steve, su esbelto protagonista, en los ojos del mundo. La fama había llegado a Reeves, y el entrenamiento de pesas más orientado al espejo que a la fuerza arribó a los aficionados al fitness de todo el mundo.

En 1967, luego de participar en diecisiete películas, Steve Reeves se retiró del cine con la película “A long ride from Hell”. Ese mismo año, la máxima figura del culturismo de todos los tiempos, Arnold Schwarzenegger, ganó el primero de sus 4 títulos de Mr. Universo (1 Amateur + 3 Pro). El entrenamiento de pesas orientado a la “perfección estética” siguió reinando durante muchos años.

Fuente: TN

Te puede interesar

Lo más visto