Saludynutricion Saludynutricion

Esto explica por qué te quedas sin voz a menudo o tienes ronqueras frecuentes

NOTICIAS DE INTERÉS Ana COHEN
dolor-garganta-kQSE--620x349@abc

Inmersos en la temporada de gripe, mocos, toses, faringitis, bronquilitis, resfriados y, por supuesto, el omnipresente Covid no es raro que la voz se resienta. Las ronqueras, las afonías y lo que popularmente conocemos como 'voz tomada' son frecuentes cuando se acerca el invierno, o mejor dicho, las bajas temperaturas. Pero lo cierto es que detrás de estas molestias, a veces recurrentes, no siempre hay una enfermedad respiratoria.

Lo primero que se suele notar es un picor, cosquilleo o incluso dolor en la zona de la nuez (o mitad de la garganta). Esto es algo típico de la laringitis y la razón por la que las molestias comienzan a sentirse en esa zona es porque es ahí es precisamente donde se alojan las cuerdas vocales.

Aunque también pueden percibirse cambios en el sonido de la voz como un tono más grave de lo normal o menos firme (con mucho aire y poca voz) o incluso puede darse esa sensación desagradable de voz rota dando lugar a los famosos 'gallos', según explican Carlos Campaña y Esther Justel, expertos en voz y vocal coaches en Vokalo. Todas estas cosas son normales y pueden deberse tanto a una enfermedad respiratoria como a un mal uso o funcionamiento de la voz.

Una fatiga en la voz puede estar detrás de una afonía, una ronquera o una disfonía. Así, según explican los expertos de Vokalo, si no se equilibra el aire que sale de los pulmones y la cantidad de resistencia que se le ofrece con las cuerdas vocales las posibilidades de fatigar la voz son muy altas. Para explicar la idea ponen este ejemplo: «Con la voz sucede como con correr y bailar, que tienen su técnica. Si sueles salir a correr y no tienes una buena técnica, te acabarás haciendo daño por un mal uso del cuerpo. La postura, la pisada, el calentamiento previo... son importantes pues si no usas el cuerpo en función a su diseño lo puedes lesionar, aunque estés en forma», argumentan.

Otros aspectos menos conocidos y también menos visibles que pueden afecta a la voz son los problemas neuronales o los fallos estructurales. Por ejemplo, se puede tener una pequeña hendidura en una o dos cuerdas vocales (sulcus) que dificulte que se puedan juntar provocando así de forma inconsciente que esa persona tenga que hacer un esfuerzo mayor a la hora de hablar. Con el tiempo es puede derivar en problemas con la voz. Eso sí, según aclaran Campaña y Justel, esto sería algo que debería diagnosticar un profesional médico.

Afonía vs ronquera
Son molestias muy diferentes. Generalmente la ronquera se produce por una inflamación en las cuerdas vocales y posiblemente de los tejidos que hay por encima, es decir, los de la faringe. En este caso esa persona sí que puede hablar, aunque puede resultar doloroso, pero la voz nos erá la habitual. Es lo que se conoce popularmente como «voz tomada». La afonía, en cambio, es una ausencia total de la voz, sea por la causa que sea.

En general una ronquera hace además que la voz esté más delicada y vulnerable al tiempo que hace que cueste más esfuerzo hacer vibrar las cuerdas vocales debido a la inflamación de los músculos. Por eso cuando las ronqueras son recurrentes esa combinación de ambos factores pueden aumentar el riesgo de que aparezcan nódulos, según apuntan los coach de Vokalo.

Señales que debes atender
La mayoría de las veces una ronquera tiene su origen en un mal uso de la voz y, aunque es algo que se puede corregir, requiere un trabajo preciso y también es necesario dedicar tiempo a hacer los ejercicios necesarios.

Algunas de las señales a las que los expertos nos aconsejan estar atentos a modo de prevención o incluso para determinar las causas de estas molestias tienen que ver con la respuesta a las siguientes preguntas: «¿Salí ayer de casa a una cena o a una fiesta con gente y estuve hablando fuerte porque la música estaba alta o porque había mucho ruido?, ¿Dormí anoche poco y mal? ¿Grité mucho al ver el partido de fútbol de mi equipo favorito? «Si encuentras conexiones causa-efecto puede comenzar por cambiar esas cuasas y así evitar muchos quebraderos de cabeza», proponen Campaña y Justel.

Cuándo debe preocuparnos la voz
Las ronqueras deberían mejorar unos tres días de la aparición de sus primeros síntomas pero si la duración es mayor es aconsejable pedir cita con el otorrinolaringólogo para hacer un chequeo. Una vez que se tiene ronquera la recomendación de los expertos es guardar reposo: no alzar la voz, hablar lo mínimo posible, hidratarse correctamente y dormir bien. También es importante propiciar estancias en ambientes que no estén cargados sino bien 'oxigenados', evitar el tabaco y otros tóxicos como el alcohol.

El estrés, un enemigo de la voz
La zona del cuello suele tensarse en momentos de estrés (miedo, agobio, tristeza...) y toda esa tensión afecta a la voz pues no permite operar correctamente con ella. «La laringe debe estar siempre en una posición de reposo, no debe subir ni bajar. Pero con el estrés suele subir bastante, lo que ejerce una tensión en las cuerdas vocales que no es sana», revelan los vocal coach de Vokalo.
Una vez que es posible utilizar la vos sin molestias es importante comenzar a activar los músculos vocales de forma suave. Así, Campaña y Justel indican que un buen ejercicio consiste en hacer una 'm' sostenida (mmmmmmmmm) haciendo viajar la voz desde las notas graves haca las notas agudas y volver, como si estuviésemos reproduciendo, sin estridencias, el sonido de la sirena de la ambulancia o de la policía. «Es mejor hacerlo de forma muy suave, a poco volumen. También es importante hacerlo varias veces al día pero durante muy poco tiempo. Un minuto o dos está bien. La idea es activar los músculos sin fatigarlos», precisan.

Sobre los expertos: La técnica de los vocal coaches Carlos Campaña y Esther Justel permite cantar cualquier nota, en cualquier estilo, sonando natural sin esfuerzo. Su premisa es que es psoible cantar de la misma manera que se habla, sin forzar las cuerdas vocales, evitando problemas futuros y restaurando problemas presentes. Han recibido formación de Seth Riggs y Greg Enríquez, referentes en el ámbito vocal a nivel internacional y asesores de celebridades.

Fuente: ABC

Te puede interesar

Lo más visto