Reduce el dolor, aumenta la fuerza y libera tensiones: los beneficios de gritar

NOTICIAS DE INTERÉS Por Ivana ALFARO
H4AH5FQHOFHBJLR4AX5YXB6WOE

En tiempos en los que gobiernan las responsabilidades, las crisis económicas, los problemas laborales y la poca atención que les damos, tal vez, al amor y la pareja, puede resultar muy difícil controlar las emociones.

Ante estas situaciones, la científica del comportamiento Pragya Agarwal, profesora en la Universidad de Loughborough del Reino Unido, dijo que gritar desencadena una respuesta neurofísica. Por eso, recomienda que en caso de crisis varias, en lugar de tratar de reprimirnos, deberíamos dejar salir la emoción a través de gritos.

La especialista explicó que tomarse un tiempo para gritar a todo pulmón es una gran liberación de la ira reprimida y, al hacerlo a través de un grito, se libera el mismo tipo de endorfinas, también conocidas como hormonas felices, como las que obtenemos después de hacer ejercicio .

“Estas endorfinas, junto con los péptidos producidos por la glándula pituitaria, pueden tener un efecto estimulante al activar los receptores del cerebro para reducir el dolor y aumentar la fuerza”, dijo a The Guardian.

Sacar la emoción a través de un grito no es una terapia nueva
La profesora Agarwal explicó que la terapia de gritos no es algo nuevo, ya que fue inventada en los años 60 por el doctor Arthur Janov, oriundo de la ciudad estadounidense de California, quien acertadamente la llamó ‘Terapia Primaria’, a la vez que agregó que se sabe que celebridades, como John Lennon y Yoko Ono, participaron en sesiones de gritos.

Varios estudios demostraron que gritar puede ser beneficioso y el profesor de psicología de la Universidad de Nueva York, David Poepple, dijo que, cuando se hace en grupo, puede unir a las personas y liberar adrenalina, mientras que los expertos de la Universidad Estatal de Iowa también descubrieron que los gritos rápidos y fuertes también aumentan la fuerza física.

Las mujeres tienen que aprender a expresar sus emociones
Agarwal comentó que se trata de una práctica buena para las mujeres porque, en general, se les enseñó a reprimir sus emociones. “Recuperar nuestra ira, tristeza y frustración y todas las emociones asociadas que han sido consideradas malas para nosotras como mujeres”, reveló.

“El primer paso hacia esto fue el reconocimiento y la aceptación de que todas estas son emociones válidas que requieren una salida, no están para ser descartadas, ocultadas o empujadas hacia adentro”, expresó.

También manifestó que la falta de expresión emocional se relacionó con lo bueno que somos en nuestro trabajo. “Quienes expresan sus opiniones y emociones, a menudo, son desacreditados”, dijo.

La terapia de los gritos en grupo
Agarwal hizo referencia a la popularidad de los gritos en la medicina china y dijo que, todas las mañanas, muchas personas se reúnen en el país del sol naciente para gritar juntas. Según un maestro de la práctica, Nan Lu, la energía que alimenta el bienestar del hígado puede interrumpirse cuando estamos enojados.

Por su lado, la profesora consideró que es una práctica que hizo que ella y su familia se sientan más livianas. “Si quieres liberar algo de tensión, ¿por qué no salir a un espacio abierto y gritar a todo pulmón?”, señaló la experta, quien recomendó usar el cuerpo además de sacudir los brazos y las piernas, lo que también puede ayudar a liberarse.

Fuente: TN

   

Te puede interesar