Solo 3 de cada 10 personas tienen un peso adecuado

NUTRICIÓN Por Maia CASARES
7B2UHNV34BDTXNHZA2CRLW6264

Una alimentación saludable es importante para mantener el bienestar general y lograrla implica seleccionar tanto la calidad y la cantidad de la comida que consumimos, como los hábitos alimentarios que tengamos, además de una nutrición equilibrada que incluya alimentos que contengan vitaminas, minerales y fibra.

Especialistas del Servicio de Nutrición del Hospital de Clínicas “José de San Martín” plantearon que las consultas que más les llegan están relacionadas a las Enfermedades Crónicas no Transmisibles (ECNT), las cuales incluyen el sobrepeso, la obesidad, la diabetes tipo 2 y las dislipemias (la alteración en los niveles de lípidos (grasas) en sangre (fundamentalmente colesterol y triglicéridos), que en su conjunto forman parte del síndrome Metabólico.

“Según las Encuestas Nacionales de Nutrición y Salud de los últimos años, a nivel nacional en la población adulta, la prevalencia de sobrepeso fue del 34%, mientras que la prevalencia de obesidad fue del 33,9%, con diferencias significativas según nivel de ingreso”, advirtió el doctor Santiago Rivera (M.N. 77.478) del Servicio de Nutrición del citado centro de salud.

El médico agregó: “En todos los niveles sociales de la Argentina, sólo una parte de la población consume diariamente los alimentos recomendados como frutas frescas y verduras, carnes, leche, yogur o quesos, y lo hace por debajo de las recomendaciones, sobre todo en lo que respecta a frutas y verduras”.

La mayoría de la población tiene exceso de peso
El profesional comentó que la 4ta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo realizada por el Ministerio de Salud de la Nación en 2018 tuvo como resultado que “el 65% de la población tiene exceso de peso, la mayoría se encuentra en rango de sobrepeso y un 25% de la población presenta obesidad”.

“Además alrededor del 35% de la población presenta un peso en el rango de normalidad. Los grupos sociales de menores ingresos evidenciaron mayores índices de exceso de peso, entre los cuales también debemos considerar la presencia de bajo peso/desnutrición”, aseveró Rivera, a la vez que resaltó que la mayor parte de la población consume diaria o frecuentemente bebidas azucaradas, productos de pastelería, productos de copetín y golosinas.

“En la población, ya sea de adultos o niños, de bajo nivel educativo y menores ingresos, es donde se encuentra el menor consumo diario de alimentos saludables y de alimentos no recomendados”, añadió.

Déficits nutricionales
A nivel país, los déficits nutricionales que se observan y que también se replican en las consultas del Servicio del citado hospital son, fundamentalmente: vitamina D, vitamina B12, hierro y calcio.

“En la Argentina, los patrones de consumo de alimentos siguen la tendencia mundial, con pobre ingesta de alimentos saludables y excesivo consumo de grasas saturadas, sodio, alimentos azucarados, etc.”, precisó el médico.

También destacó que los déficits nutricionales se mejoran consumiendo buenos alimentos: “La alimentación saludable se debe implementar en todo momento del año. Se recomienda elegir los alimentos que estén disponibles en cada estación y también se debe tener en cuenta que en épocas de mayor temperatura es mayor la necesidad de consumo de agua para mantener una adecuada hidratación, más aún con la práctica de actividad física”.

Recomendaciones para seguir una alimentación saludable
Incorporar a diario alimentos de todos los grupos y realizar al menos 30 minutos de actividad física.
Tomar a diario 8 vasos de agua.
Consumir a diario 5 porciones de frutas y verduras en variedad de tipos y colores.
Reducir el uso de sal y el consumo de alimentos con alto contenido de sodio.
Limitar el consumo de bebidas azucaradas y de alimentos con elevado contenido de grasas, azúcar y sal.
Consumir diariamente leche, yogur o queso, preferentemente descremados.
Al consumir carnes, quitarle la grasa visible, aumentar el consumo de pescado e incluir huevo.
Consumir legumbres, cereales preferentemente integrales, papa, batata, choclo o mandioca.
Consumir aceite crudo como condimento, frutas secas o semillas.
El consumo de bebidas alcohólicas debe ser responsable. Los niños, adolescentes y mujeres embarazadas no deben consumirlas.

Fuente: TN

Te puede interesar