Por qué nos da flato al hacer ejercicio y cómo evitarlo

NOTICIAS DE INTERÉS Por Sandra Palacios
flato-fitness-kedF--620x349@abc

A todos nos ha dado flato alguna vez si estamos practicando deporte, especialmente a corredores, que han tenido que soportar el duro trabajo de correr y de repente empezar a sentir un fuerte dolor molesto a la altura del abdomen. A esto se le conoce como flato y puede ir 'in crescendo' hasta literalmente no permitirte hacer un movimiento más en el entrenamiento.

El flato es un dolor que aparece en el costado cuando estamos haciendo deporte. Según indica Andrea de Ayala, entrendora personal, este dolor puede llegar a ser muy intenso y se produce en el diafragma normalmente con la práctica de deporte intenso. El diafragma es el músculo encargado de empujar los pulmones para expulsar el aire en la respiración, y se encuentra entre el abdomen y los pulmones.

«Hay varios motivos por los que se cree que se produce el flato, y uno de ellos es la tensión que se produce cuando practicamos deporte, sobre todo cuando corremos o hacemos alto impacto, ya que los órganos se desplazan hacia abajo y el diafragma se mueve hacia arriba para expulsar el aire de los pulmones», cuenta. Otra teoría que baraja es la de irritación del peritoneo, que es la membrana que envuelve los órganos del abdomen: «Esto suele ocurrir si hemos ingerido alimento o líquido antes de la práctica de deporte».

Por último, la entrenadora asegura que llevar una respiración inadecuada mientras practicamos deporte puede también producir flato, y explicaría por qué tenemos la necesidad de parar esa actividad hasta que de nuevo seamos capaces de seguirla sn este dolor en el abdomen.

Evitar que aparezca
Existen algunas formas que pueden esquivar la aparición del flato:

1. Control de la respiración. Todos los expertos, ya sean de la psicología, fitness o nutrición, hacen hincapié en la importancia de saber respirar. Lo ideal es que inhales el aire por la nariz y lo expulses por la boca, pero vaciando por completo ese aire de los pulmones antes de una nueva toma para que el diafragma se relaje.

2. Hacer bien la digestión. ¿Has comido antes de ese entrenamiento en el que te ha dado flato? Procura que los alimentos ingeridos previamente no sean demasiado pesados para que así la digestión sea más rápida.

3. Bebe en pequeños sorbos. Es mejor que sean pequeños tragos que grandes cantidades.

4. Haz calentamiento. Siempre se aconseja calentar antes de ponerse a hacer cualquier actividad física. En este caso, no iba a ser menos. Recuerda estirar bien para evitar el flato

Fuente: abc

Te puede interesar