Saludynutricion Saludynutricion

Así es el linfoma no Hodgkin, la enfermedad que padece la actriz Jane Fonda

SALUD Camila MARTINEZ
KHXOWTZKFSDAFD6FMK7GLPKUKU

La legendaria actriz y activista Jane Fonda (84) anunció que le diagnosticaron linfoma no Hodgkin, un cáncer que afecta al sistema linfático. También comunicó que ya comenzó el tratamiento de quimioterapia.

El linfoma no Hodgkin comienza en los linfocitos, que son glóbulos blancos que forman parte del sistema inmunitario, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

Por lo general, puede iniciarse en cualquier lugar del cuerpo en el que haya tejido linfático. Algunos de los sitios donde se encuentra este tejido son los ganglios linfáticos, el bazo, la médula ósea, el timo, las amígdalas y el tracto digestivo

Según el Servicio de Hematología, Hemoterapia y Trasplante de Médula Ósea del Hospital Británico, los linfomas se dividen en dos grandes grupos:

Linfoma de Hodgkin (también conocido como “enfermedad de Hodgkin”).
Linfoma no Hodgkin (LNH) que es el de mayor incidencia.
Estos últimos se dividen, a su vez, en cerca de 60 subtipos diferentes.

Factores de riesgo en el linfoma no Hodgkin
Un factor de riesgo que aumenta las posibilidades de contraer este tipo de cáncer es ser hombre y/o blanco, según el Instituto Nacional del Cáncer. También, más de la mitad de los pacientes diagnosticados con la enfermedad tienen más de 65 años, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

Hay estudios que sugieren que el sobrepeso y la obesidad también podrían aumentar las probabilidades, aunque es necesaria mayor investigación para confirmarlo.

También pueden influir tener ciertos problemas de salud que afectan el sistema inmunitario como el trastorno inmunitario hereditario, enfermedades autoinmunitarias como la artritis reumatoide o la psoriasis, la infección de VIH/sida y el virus de Estein-Barr, entre otros.

La exposición a ciertos productos químicos y medicamentos también se asoció a un mayor riesgo, pero no de manera concluyente.

Cuáles son los síntomas del linfoma no Hodgkin
Los síntomas del linfoma no Hodgkin incluyen la hinchazón de los ganglios linfáticos, por ejemplo en el cuello, las axilas, el estómago y la ingle, la presencia de sudores nocturnos excesivos y la fiebre sin que exista otra razón conocida, de acuerdo al Instituto Nacional del Cáncer. También se pueden presentar una sudoración nocturna excesiva, la sensación de estar muy cansado y una pérdida de peso que no esté motivada por otra razón.

Otros dos síntomas posibles son el dolor en el tórax, huesos o abdomen y la presencia de sarpullido o picazón en la piel.

En su publicación, Fonda explicó que ya comenzó un tratamiento de quimioterapia. Esta es una de las posibilidades de acción frente al linfoma no Hodgkin, que también se trata según el caso con radioterapia, inmunoterapia, cirugía, trasplante de células madre y terapia antibiótica, entre otras.

Uno de los factores que influyen en la decisión de tratamiento es si se trata de un linfoma de crecimiento lento o rápido. En el primer caso, según el Instituto Nacional del Cáncer, el linfoma tiende a extenderse de manera lenta y los síntomas son pocos, mientras que en el contrario, los signos y síntomas pueden ser graves.

Fonda se refirió al tratamiento en su publicación. “Este es un cáncer muy tratable. El 80% de las personas sobrevive, así que me siento muy afortunada”, escribió.

Fuente: TN

Te puede interesar

Lo más visto