Qué alimentos continen yodo y cantidad recomendada por día

NUTRICIÓN Por Camila MARTINEZ
yodo-kGyD--620x349@abc

Es un mineral fundamental que necesitamos ingerir para la formación de hormonas producidas por la glándula tiroides. Estas hormonas son muy importantes para distintos procesos como son el crecimiento, la reproducción, la formación de los huesos y del sistema nervioso central. Además, ayuda a la síntesis de proteínas y en la regulación del metabolismo basal.

El yodo es un oligoelemento y nutriente que se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo, pero que no somos capaz de producirlo, por esto debe provenir de la dieta.

La ingesta de yodo es necesaria para todas las personas, porque además del papel fundamental que tiene en la tiroides, mejora la agilidad mental, quema el exceso de grasa y favorece el crecimiento de uñas, cabello, piel y dientes.

 Pero es fundamental que tanto los bebés como las mujeres embarazadas tomen la cantidad suficiente de este mineral, para evitar problemas en el desarrollo del cerebro y de los huesos.

Alimentos ricos en yodo
Este mineral se encuentra de manera natural en muchos alimentos, aunque también se le añade a la sal de mesa que solemos ingerir habitualmente en nuestras casas: la sal 'yodada'.

Pero hay otros muchos alimentos ricos en yodo como son los mariscos. Además, pescados como el bacalao, el mero, el abadejo o la perca son buenas fuentes de este mineral. Las algas son también ricas en yodo, así como la leche y los productos lácteos. También hay que tener en cuenta que las verduras y hortalizas plantadas en suelos ricos en yodo.

Deficiencia de yodo en el organismo
Una ingesta insuficiente de yodo durante varios meses puede provocar bocio o hipotiroidismo. El bocio, que es una enfermedad que provoca el aumento de la glándula tiroides, situada en el cuello, provocando desajustes de las hormonas tiroideas.

Si las mujeres embarazadas o los niños toman menos yodo del recomendado podrían provocar la enfermedad conocida como cretinismo, que es una deficiencia congénita que provoca retraso mental y físico en los niños.

Por el contrario, un consumo excesivo de yodo en la dieta puede causar hipertiroidismo, es decir, un aumento de la producción de hormonas tiroideas que suele llevar a un incremento del metabolismo general de la persona provocándole adelgazamiento, nerviosismo, problemas cardíacos, etc.

Las cantidades recomendadas de yodo al día varían según la edad de la persona y en el caso de las mujeres, si están embarazadas o son lactantes, momentos en los que tendrán que aumentar su consumo.

Los bebés de 0 a 6 meses deben tomar unos 110 mcg/día y de los 7 a los 12 meses, aumentarlo a 130 mcg/día. Los niños de 1 a 8 años, 90 mcg/día y de 9 a 13 años, 120 mcg/día. Personas de 14 años en adelante deberían tomar 150 mcg/día, mientras que las mujeres embarazadas 220 mcg/día y si son lactantes 290 mcg/día.

Te puede interesar