Recibió un trasplante de médula ósea por leucemia y se curó de HIV

SALUD Por Ana COHEN
QYGNGKXBMFBZXFO4MZ5WKGJUPY

Una noticia casi milagrosa recorre los círculos científicos. Un hombre, de 66 años, se curó de HIV tras haber recibido un trasplante de médula ósea por una leucemia que padecía desde hacía tres años. Se trata del cuarto caso de este tipo reportado en el mundo y abre nuevas expectativas hacia la cura definitiva de la enfermedad.

Según reveló el equipo médico del centro integral de tratamiento para el cáncer City of Hope en Duarte (California) durante la conferencia Aids 2022 en Montreal (Canadá), el paciente necesitaba un trasplante de médula ósea para reemplazar sus células sanguíneas cancerosas. Increíblemente, su donante era resistente al Virus de la Inmunodeficiencia Humana.

¿Pero cómo sucede esto?
Los expertos explicaron que “el virus ingresa a los glóbulos blancos del cuerpo a través de una puerta microscópica: una proteína llamada CCR5. Sin embargo, algunas personas (como el donante) tienen mutaciones de la CCR5 que cierran la puerta y evitan la entrada del HIV”.

El paciente, que había contraído el virus en 1988, dijo sentirse “más que agradecido” por haberse curado y prefirió no revelar su identidad. De hecho, ya no es necesario que siga tomando medicamentos antirretrovirales, por lo que suspendió el tratamiento.

“Cuando me diagnosticaron HIV en 1988, como a muchos otros, pensé que era una sentencia de muerte. Nunca pensé que viviría para ver el día en que ya no tenga HIV”, expresó el hombre con felicidad en un comunicado.

De acuerdo con el equipo médico, el paciente fue monitoreado de cerca después del trasplante de médula ósea y los niveles de HIV se volvieron indetectables en su cuerpo. “Ha estado en remisión durante más de 17 meses”, precisaron

Jana Dickter, especialista en Enfermedades Infecciosas en City of Hope, señaló: “Nos emocionó informarle que el HIV está en remisión y que ya no necesita la terapia antirretroviral que había recibido durante más de 30 años”.

Y añadió: “El trasplante de médula ósea es un procedimiento complejo, con importantes efectos secundarios potenciales. Por lo tanto, en realidad no es una opción adecuada para la mayoría de las personas que viven con el HIV”.

Sin embargo, los investigadores siguen buscando las formas de dirigirse a la puerta de entrada CCR5, a través de la terapia génica (una técnica experimental que utiliza los genes para tratar o prevenir enfermedades) como un tratamiento potencial.

“La cura sigue siendo el santo grial de la investigación del HIV”, afirmó Sharon Lewin, presidenta de la Sociedad Internacional del Sida. Y recordó que “hubo un puñado de casos individuales de cura antes que proporcionaron esperanza continua para los 38 millones de personas que viven con HIV en el mundo e inspiración para la comunidad científica”.

Otros casos de remisión de HIV por trasplante de médula ósea
El primer caso de este tipo fue en 2011, cuando Timothy Ray Brown, conocido como el “paciente de Berlín”, se convirtió en la primera persona en el mundo en curarse de HIV tras recibir un trasplante de médula ósea. El segundo caso fue el “paciente de Londres”, quien se curó en 2019 de la misma manera.

Ambos se sometieron a un trasplante de médula para tratarse cánceres de sangre y recibieron células madre de donantes con una inusual mutación genética que impide la expresión de un receptor del HIV conocido como CCR5.

Ravindra Gupta, profesor de la Universidad de Cambridge, indicó: “Al conseguir la remisión en un segundo paciente usando un método similar, demostramos que ‘el paciente de Berlín’ no era una anomalía”.

Fuente: TN

Te puede interesar