Ventajas y desventajas de la dieta inversa

DIETAS Por Cristina MERCADO
VRYSLXZM6JGY7MWILV7M27VPYA

Aunque cada vez existen más planes de alimentación para adelgazar, hay pocos que se enfocan en cómo mantener el peso. Es el caso de la dieta inversa, que consiste en un aumento progresivo y gradual de las calorías para restablecer los niveles hormonales adecuados y que el metabolismo se recupere luego del descenso de peso.

“Para que la etapa de mantenimiento sea exitosa y se mantenga el peso perdido, es fundamental que el descenso se haya producido en un marco de aprendizaje de hábitos y estilo de vida”, aclara Viviana Viviant (M.N. 1680), nutricionista y entrenadora personal.

Es frecuente que las personas al llegar al peso ideal se relajen y vuelvan a sus comilonas de antes, recuperando kilos y sufriendo el conocido efecto rebote.

“En la etapa de mantenimiento, es mucho más importante el papel de la actividad física. Las guías actualizadas recomiendan no menos de 250 a 300 minutos de gimnasia por semana de intensidad moderada a vigorosa”, señala la especialista.

 El paso a paso de la dieta inversa
El primer paso es contar las calorías que se ingieren antes de empezar con la dieta inversa. Si en la dieta normal de pérdida de peso se estaban comiendo unas 1.500 calorías diarias, ya se sabe de dónde se parte para ver cómo aumentar de a poco la cantidad.

En este caso, si se consumen 1.500 calorías y se busca llegar de nuevo a las 2.500, hay que establecer en cuánto tiempo se quiere lograr.

“El proceso de reintroducir calorías en la dieta de manera controlada debe tener la guía de un nutricionista para que personalice el tratamiento y evite frustraciones”, opina Viviant.

El método generalizado sugiere ir aumentando las calorías día a día. Por ejemplo, se puede ir subiendo entre 20 y 50 calorías por día. Al ser una cantidad tan chica, el cuerpo prácticamente no la registra y no va a engordar. Esto sirve para acondicionar de nuevo al metabolismo haciendo que el cuerpo gane la menor cantidad de grasa posible.

Para quién está recomendada la “dieta inversa”
Está recomendada para los siguientes casos:

Aquellas personas que llevan déficit calórico durante un período de tiempo relativamente largo.
Aquellas personas con calorías de mantenimiento muy inferiores a las que disponían habitualmente.
Aquellas personas que vienen de una definición extrema, por ejemplo, tras haber realizado una competición.

La dieta inversa necesita de mucho control para que se pueda llevar de manera adecuada. Además, permite que cada persona aprenda a conocer su cuerpo y entienda cómo funciona, para no caer de nuevo en una alimentación excesiva. Tiene diferentes implicaciones según la forma física y el objetivo deseado. Por todo esto, debe estar supervisada por un especialista para conseguir resultados y no poner en riesgo la salud.

Fuente: TN

   

Te puede interesar