El trucazo de las mujeres italianas, avalado por nutricionistas, para comer pasta sin engordar

POR UNA VIDA MÁS SALUDABLE Pilar PARDO
_128279143_gettyimages-1334331454

¿La pasta engorda? En el mundo de la alimentación y las dietas, nos encontramos con varias creencias en cuanto a los alimentos que provocan ganar kilos de más y los que no. ¿Pero cuánto de esto es cierto? Lo que debes tener claro antes de seguir leyendo es que los alimentos no engordan; lo que puede incrementar tu peso es la combinación de un exceso calórico y un estilo de vida sedentario.

La pasta es un plato muy común a nivel global y permite la preparación de diversas recetas deliciosas y variadas, pero es un alimento con mala fama al ser considerado uno de los alimentos que más engorda.

Sí, la pasta tiene un alto contenido calórico. Tiene grandes cantidades de carbohidratos y carece de otros nutrientes. Además, a menudo la acompañamos con otros alimentos calóricos y grasas saturadas (salsas y embutidos). Pero si fuera un alimento que realmente engorda, ¿los italianos deberían tener sobrepeso, verdad?

La pasta es un plato básico en la gastronomía italiana y, afortunadamente, los italianos tienen la clave para comerla sin remordimientos, sabiendo que con este truco tendrá menos calorías y podrás disfrutarla sin preocuparte por sumar kilos en la báscula, ¡al contrario!

La mala fama de la pasta no tiene por qué significar su restricción. Existen algunos trucos que puedes aplicar en el momento de cocinarla y consumirla para que no tenga un efecto negativo en la silueta de tu cuerpo. La pasta puede ser perfectamente un alimento más para incluir en tu menú semanal si tu objetivo es adelgazar.

Si has tenido la suerte de viajar a Italia y saborear un rico plato de pasta en un buen restaurante, habrás notado que es común cocinarla al dente, sacándola del agua de la cocción uno o dos minutos antes del tiempo que indica el paquete. Este es el truco de los italianos con el que conseguirás que la pasta tenga un mayor efecto saciante, para que tenga un índice glucémico menos y mejore así tu salud y tu silueta

COCINA Y COME LA PASTA DE ESTA MANERA PARA EVITAR QUE ENGORDE
Los italianos dicen que consumir la pasta al dente engorda menos y los expertos como la nutricionista Vanessa Blázquez, miembro de la Academia Española de Nutrición y Dietética, lo corroboran. Cuando la pasta está más entera y, por lo tanto, más dura, el proceso de masticar se hace más intenso y el sistema digestivo también necesitará más tiempo para digerirla. De esta manera, la sensación de saciedad será más intensa y podrán pasar más horas hasta que vuelvas a tener hambre. Contribuye a no picar entre horas, a reducir las cantidades y, por ende, las calorías.

OTROS TRUCOS PARA CONSEGUIR QUE LA PASTA NO ENGORDE
Hay diferentes acciones que puedes cambiar o implementar en el momento de cocinar o consumir la pasta para que no resulte en un efecto de ganancia de peso.

DEJA ENFRIAR LA PASTA
Cuando se deja reposar y enfriar los alimentos con almidón como la pasta, las patatas o las legumbres, este almidón se convierte en uno de tipo resistente. El almidón resistente no se absorbe en el intestino delgado en forma de glucosa (azúcar), como ocurriría si consumiéramos estos alimentos recién acabados de cocer. Cuando llega al intestino, el almidón resistente se convierte en ácido butírico y propionato. La ciencia ha comprobado que estas dos sustancias ayudan a regular la pérdida de peso, entre otros beneficios.

No tienes por qué comer el plato de pasta frío de la nevera, puedes calentarlo levemente. Según el Doctor Michael Greger en su libro "Comer para no engordar" las ensaladas de pasta pueden ser más saludables que la pasta caliente al reducir la carga glucémica y favorecer la flora intestinal.

VIGILA LAS CANTIDADES Y LAS COMBINACIONES
Como te hemos adelantado, la pasta tiene una gran cantidad de calorías, por lo que reducir las cantidades también te ayudará en tu objetivo de pérdida de peso. Para ello, puedes apostar por complementar la pasta con alimentos como hortalizas, dejando de lado los productos grasos como el bacon o el chorizo. El calabacín o los champiñones son los complementos más comunes para la pasta. 

También debes saber que las salsas que acostumbran a darle cremosidad y más sabor a la pasta pueden evitarse, ya que suelen tener incluso más calorías que la propia pasta. Como alternativa, puedes apostar por el uso de especias que potencien su sabor y salsas caseras en vez de industriales, como el tomate triturado.

DALE IMPORTANCIA AL MOMENTO EN EL QUE CONSUMES LA PASTA
El momento del día en el que consumes pasta u otros hidratos de carbono también es relevante. Los expertos aconsejan consumir la pasta a la hora de comer y evitarla en las cenas. A causa de su alto valor calórico y de hidratos de carbono, es vital tener el tiempo suficiente para quemarlos antes de que se conviertan en grasas y se acumulen en tu cuerpo, lo que supondría la ganancia de peso.

Fuente: clara.es


 

Te puede interesar
Lo más visto