Últimas publicaciones

Cuáles son los beneficios de las semillas de chía y cómo incluirlas en la alimentación diaria

ALIMENTACIÓN Y SALUD Amalia PINTO
Z3MMPQPWYBC6BLF56E4VDDXR5M

La chía es una semilla que está dentro del selecto grupo de los “superalimentos”, ya que puede brindar grandes beneficios para quienes las consumen. Entre otras bondades, aporta fibra, proteínas vegetales, minerales y ácidos grasos omega-3.

Las semillas de chía provienen de la planta Salvia hispanica L., y son un cultivo originario de América central que, en algún momento, fueron un importante ingrediente en la alimentación diaria en pueblos aztecas de México.

De acuerdo a los expertos de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard, en Estados Unidos, la chía “contiene varios componentes que, cuando se ingieren como parte de una dieta equilibrada rica en plantas, pueden prevenir el desarrollo de diversas enfermedades crónicas”. En tanto, este alimento brinda “beneficios más allá de su valor nutricional, como reducir el colesterol o mejorar la salud intestinal; reducción del apetito y el peso, la reducción de los triglicéridos y la mejora de los niveles de azúcar en la sangre en la diabetes tipo 2″.

¿Qué beneficios tiene consumir la semilla de chía?

Las semillas de chía son ideales para incluir en la dieta cotidiana, ya que son una fuente de grasas poliinsaturadas, como los ácidos grasos omega-3, fibra, proteína, calcio, fósforo y zinc. Los beneficios de estos componentes son múltiples, aunque uno de los principales es la salud cardiovascular, porque promueven la disminución del colesterol, la regulación del ritmo cardíaco y la presión arterial, prevención de coágulos de sangre y disminución de la inflamación.

En el mismo sentido, desde el prestigioso centro de salud estadounidense Mayo Clinic incluyeron a la chía como uno de los alimentos para incluir a las grasas en la alimentación diaria. ¿Por qué? Porque, como ya se mencionó, es una semilla rica en ácidos grasos omega-3, con beneficios que, de acuerdo a estos especialistas, van desde la “reducción de los niveles de triglicéridos en la sangre” a la “reducción del riesgo de enfermedades cardíacas y vasculares”.

La nutricionista Romina Pereiro había dicho a Infobae que la fibra que contiene la chía “ocupa un rol muy importante en la alimentación, ya que actúa como si fuera un ‘cepillito’ en el intestino barriendo toxinas y colesterol. Promueve el buen funcionamiento del intestino y reduce la absorción de azúcar y grasa. Además, aporta volumen a los alimentos para que brinden mayor saciedad”.

¿Cómo se debe consumir la chía?
La semilla de chía se pueden comer molidas o activadas en agua. Para este último caso, es recomendable mezclar la chía con agua, en un procedimiento que ayuda a que la semilla se hinche y libere enzimas que son saludables para el organismo y ayudan a aprovechar de una manera más óptima todos los beneficios que aporta este superalimento.

Según los especialistas, la cantidad sugerida para consumir diariamente son dos cucharadas soperas diarias en adultos y una cantidad similar, pero en medida de café, para los chicos. Idealmente, hay que incorporarlas en ensaladas como un aditivo extra o en preparaciones para el desayuno como el yogurt.

Cuándo no se debe comer la semilla de chía y qué recaudos tomar
Para comer la semilla de chía, es necesario realizar una consulta médica antes de sumarla a la alimentación. ¿Por qué? Porque incorporarlas de forma abrupta puede generar hinchazón, gases y hasta calambres, en algunos casos.

Se recomienda comer semillas de chía que ya hayan sido remojadas en líquido o que se sirvan con un alimento húmedo, como avena o yogur. “No coma semillas de chía secas solas. Las personas que tienen disfagia, una condición que causa dificultad para tragar u otros problemas digestivos, deben comer semillas de chía con cuidado”, advirtieron desde la Escuela de Salud Pública de Harvard.

En qué recetas es posible incluir las semillas de chía
Una de las bondades de esta semilla es su versatilidad para las recetas dulces y saladas. En ese marco, Pereiro aportó una receta ideal para el desayuno: los pancakes de avena y chía. “Son muy fáciles, ricos y están llenos de nutrientes que aportan la energía necesaria para empezar el día”, sugirió la nutricionista.

Fuente: Infobae

Te puede interesar
Lo más visto